Pronunciada caída del empleo de ciudadanos extranjeros en Salamanca

Trabajador

El peso de los trabajadores extranjeros en el mercado laboral de Castilla y León cae de un 5'7% a un 5'4%, en este último año.

La empresa especializada en recursos humanos Randstad ha realizado un estudio que analiza la evolución del empleo en el colectivo inmigrante desde el año 2007 al 2014 en las diferentes comunidades autónomas de nuestro páis. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha sido la insititución encargada en ofrecer los datos para dicho estudio en los meses de mayo del ciclo analizado. En España hay 1'6 millones de asalariados extranjeros en la actualidad pero desde 2007 los puestos de trabajo se han reducido en más de 385.000, cuando este colectivo rozaba casi los 2 millones.

 

El estudio de la evolución del trabajadores extranjeros difiere dependiendo de la comunidad autónoma:  Navarra, Galicia y Cantabria son las regiones donde mejor se aprecia el descenso. Los descensos superan en 4'5 en todas ellas y en Navarra un 7'2% , con una reducción superior a los 1500 trabajadores. En el caso de Castilla y León hay 2.000 trabajadores ocupados menos que en el año 2013, lo que supone una evolución negativa del 4'2%. 

 

En el lado opuesto a la tónica dominante en el resto de la península se encuentra Aragón , con un aumento de más de 3.400 trabajadores extranjeros en 2014 y en Extremadura, con un crecimiento de 550 trabajadores. A mayor distancia del crecimiento se encuentran las comunidades como Murcia, Comunitat Valenciana o Baleares, con aumentos del 1% y del 2%.

 

Otro de los factores tenidos en cuenta en el estudio es el género de los trabajadores exitistiendo un aumento notable en la pérdida de empleos de varones siendo 22 más elevado que el de las mujeres. Mientras que uno de cada tres trabajadores ha abandonado el mercado laboral desde 2007, las trabajadores han sabido adaptarse mejor a la díficil coyuntura ecónomica actual , disminuyendo el empleo en un 2'2%. 

 

Este cambio ha supuesto un cambio sustancial en el panorama laboral español. En 2007 la diferencia en relación al sexo se situaba en torno a los 450.000 trabajadores (1.228.000 hombres frente a 767.000 mujeres). Sin embargo , se ha ido igualando progresivamente , hasta situarse en 1'1 hombres por cada mujer. Ellos se sitúan en 858.000 trabajadores frente a ellas que representan el 750.000.

 

El último de los parámetros del análisis de Randstad esta relacionado con el sector pen el cuál desempeñan su actividad laboral . De esta manera la cosntrucción es el sector donde se registra un mayor descenso de la ocupación de estos trabajadores, con una variación negativa del 3'8%. Le sigue la industria con un descenso del 2% en el sector servicios y un 2% en agricultura.