Profesores de Secundaria de ASPES proponen un Bachillerato de “al menos 3 años y rigor científico”

Felipe de Vicente, presidente de la Asociación de Catedráticos de España, critica en la clausura de las jornadas de ASPESCL “la ley de parches que prepara el PP”

Consenso entre el gremio de profesores de Secundaria para impulsar y mejorar el sistema educativo. La solución pasa por un Bachillerato de “al menos tres años de duración y con rigor científico”. Es la principal conclusión a la que se ha llegado esta mañana en el transcurso de las jornadas educativas organizadas en Salamanca por ASPES-CL (Asociación de Profesores de Enseñanza Secundaria) y SPES (Federación de Sindicatos de Profesores de Enseñanza Secundaria). En opinión de los asistentes, procedentes de otras provincias de Castilla y León así como de Cataluña, Andalucía, Aragón y Navarra, “los chavales tienen que empezar a trabajar mejor y por eso el Bachillerato tiene que comenzar antes para poner rigor”.

Honorio Vega, director del encuentro y presidente de ASPES-CL, al finalizar las jornadas ha hecho públicas las conclusiones, que pasan “por el cambio de estructura para pasar de los 4 años de ESO y 2 de Bachillerato actuales, a un sistema que como mínimo tenga 3 años de Bachillerato”, un debate que, por otra parte, “ya está en la calle”. Vega ha matizado que “lo ideal” realmente sería un Bachillerato de 4 años pero en estos momentos de crisis “no es viable”.

Entre los objetivos, ha señalado, está “mejorar la formación académica del alumnado y no sólo la simple reducción del porcentaje de abandono escolar entendido como dato estadístico”. Además ha incidido en la urgencia de “una reforma profunda” en las etapas de enseñanza Primaria y Secundaria obligatoria, reforma “que permita mejorar sustancialmente el nivel de conocimientos de los alumnos" como base para acceder en buenas condiciones tanto Bachillerato como a la Formación Profesional.

Examen externo y de Estado al finalizar el Bachillerato
Entre las soluciones pactadas por los docentes está la “necesidad de una prueba externa y de estado”, un examen al final de Bachillerato previo al cual deben establecerse niveles adecuados de Primaria, Secundaria y Bachillerato “con conocimientos serios y buenos”. Vega ha advertido que “si se hace el examen en la situación actual, sería un fracaso total”.

Felipe de Vicente, presidente de la Asociación de Catedráticos de Bachillerato de España ha criticado durante su intervención “la ley de parches que prepara el PP” así como el “incumplimiento de las promesas de Wert” respecto al Bachillerato. A su juicio, existe un “virus ‘logsista’ en el Partido Popular” que perjudica el sistema educativo. El presidente del Consejo Escolar del Estado, Francisco López Rupérez, por su parte ha defendido esta mañana la “legalidad” de la segregación por sexos en la Educación y ha calificado los recortes en Educación de “inevitables, aunque excepcionales”.