Primer desacuerdo entre UGT y CCOO en el Comité de Empresa de Nissan

Trabajadores de Nissan Ávila

UGT hizo la propuesta de retirar el seguro médico de los trabajadores, valorado en 34 euros al mes por trabajador, y CCOO no estaba de acuerdo en  hacer más concesiones. La propuesta se aprobó por mayoría gracias a los votos de UGT y SIGEN-USO y la oposición de CCOO, rompiendo así la unanimidad que hasta entonces se había logrado en el Comité de Empresa de Nissan Ávila.

La reunión era una reunión ordinaria de la negociación del convenio y la propuesta de UGT fue rechazada por Comisiones Obreras ya que CCOO opina que “la empresa no cede en nada y que estos 408 euros por trabajador y año son otra concesión de los trabajadores”.

 

Rubén Zazo, presidente del comité de empresa ha comentado que en Nissan Ávila “La relación CCOO y UGT es buena pero cada uno tiene unos límites diferentes”. Rubén Zazo, ha asegurado que “me hubiera gustado que la unidad en la defensa de los derechos hubiera continuado hasta el final, haciendo todas las propuestas por unanimidad”.

 

El presidente del comité de empresa ha explicado a Tribuna Ávila que “Nos consta que la empresa quiere realizar varios sábados y subir el volumen del trabajo por lo que se nos ha escapado una oportunidad de habernos plantado”. Para Rubén Zazo, “La empresa ve aquí una puerta abierta para avanzar en sus objetivos, la empresa quiere aprobar este acuerdo aprovechando que parte del comité estaría dispuesta a ceder en esto”. Zazo ha asegurado que el comité de empresa pregunto por los trabajadores despedidos y que “la empresa no va a cumplir con ellos por lo que CCOO no quiere seguir cediendo, ya que la empresa no cumple con nada y no cede en nada”.

 

La empresa ofreció la regulación de los sábados de flexibilidad, habilitando los dos sábados de la segunda quincena del mes de junio y no los ‘dos sábados y un día libre’ que estaban programados. Además ofrecieron un poco más de dinero a los pre-jubilables pero por debajo de lo que se consiguió en 2010 por lo que para Rubén Zazo, “la empresa quiere bajar la plantilla, la reducción de salarios, el aumento de jornada y dar una vuelta bestial al convenio”.