PresiĂłn a Bruselas para salir de la crisis sin recortes en los servicios pĂşblicos

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), exige al Gobierno que negocie con Bruselas un ajuste de los objetivos del dĂŠficit

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, exigiĂł ayer al Gobierno que negocie con Bruselas un ajuste de los objetivos del dĂŠficit, de cara a los prĂłximos tres aĂąos, que permita a EspaĂąa salir de la recesiĂłn sin tener que realizar nuevos recortes en los servicios pĂşblicos, que perjudiquen a los ciudadanos y a los empleados de las administraciones.

El máximo responsable de CSI-F, sindicato más representativo en las Administraciones Públicas, entiende que las cifras de déficit dadas a conocer, “no es que sean malas, sino malísimas”. Así, advirtió de que “no se han generado ayer, sino que corresponden a años de derroche y mala gestión en el que han caído muchas de nuestras múltiples administraciones”.

CSI-F, es consciente de que siendo necesarias medidas de ajuste, hay que negociarlas no imponerlas, y evitar que estas recaigan en los trabajadores ni en los Servicios Públicos , aplicadas en un periodo razonable que no estrangule el gasto necesario para impedir en mayor medida la recesión, ni las posibilidades de crecimiento. “Si un enfermo está en la UVI y necesita tres operaciones, no se pueden hacer las tres intervenciones a la vez porque el desenlace sería fatal”, destacó CSI-F teme que las restricciones sobre disciplina presupuestaria y fiscal dañen los servicios públicos y en consecuencia, el estado del bienestar, considerado seña de identidad de la sociedad europea. A su juicio, las políticas económicas en la zona euro deben ser más ambiciosas y no se pueden limitar a las restricciones impuestas a nivel fiscal y presupuestario.

De hecho, CSI-F trabajará con la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), interlocutor en el diálogo social europeo, para que la UE suavice los objetivos del déficit y favorezca una política concertada que impulse la economía y favorezca la creación de empleo, en particular entre los jóvenes europeos. Por otra parte, Miguel Borra cuestionó la oferta realizada a las comunidades autónomas por la ministra de Empleo y Seguridad Social para que las personas paradas puedan realizar trabajos sociales. A la espera de conocer la propuesta de manera detallada, el presidente de CSI-F pide al Gobierno “que no utilice a los parados como cortina de humo para ocultar otro tipo de políticas” En este sentido, se pregunta si el Gobierno está proponiendo sustituir a los empleados públicos por trabajadores voluntarios. “No parece una medida muy responsable”, concluyó