Preocupación entre los socialistas por el perjuicio del veto ruso a los trabajadores del campo

El secretario de Agricultura y Ganadería del PSCyL  Jesús Caro

El secretario de Agricultura y Ganadería del PSCyL  Jesús Caro ha alertado de las consecuencias de este veto y de su ampliación ahora, por un año y medio más, hasta finales de 2017.

Acaban de cumplirse dos años desde que el Gobierno ruso decidiera vetar las importaciones de una serie de productos agroalimentarios procedentes de la Unión Europea, entre los que se incluye frutas y verduras, carnes, pescados y lácteos.

 

Jesús Caro ha alertado de las consecuencias de este veto y de su ampliación ahora, por un año y medio más, hasta finales de 2017. “Los efectos negativos sobre la oferta exportadora son muy superiores a los inicialmente previstos y las medidas adoptadas son incapaces de dar respuesta a la pérdida de mercados y a la consecuente caída de precios”.


 
“El veto no ha afectado directamente a nuestros productos de forma directa, pero sí de forma paralela, ya que el hecho de que otros países europeos y EEUU hayan dejado de vender a Rusia ha incrementado la competencia en los mercados y eso, ha incidido en las exportaciones de la comunidad”.

 

El secretario de Agricultura y Ganadería del PSCyL ha asegurado que los socialistas seguimos “con enorme preocupación la evolución de este veto y sus posibles repercusiones en los sectores económicos de la provincia, por lo que no se debe desaprovechar ninguna medida y ocasión de defender los intereses provinciales para evitar daños mayores en el futuro cercano de nuestro economía maltrecha”.

 

Jesús Caro ha recordado que el sector agrícola y ganadero está sufriendo varapalos continuos, “como ocurre con los ganaderos productores de leche que llevan meses en una incertidumbre constante por su futuro”.