Preacuerdo entre Comité de Empresa y Nissan para el nuevo Convenio en la planta de Ávila

Varios vehículos en fase de montaje en la planta de Nissan en Ávila. / Foto: EP

El Comité de Empresa y la dirección de Nissan han alcanzado un preacuerdo para el nuevo Convenio Colectivo para la planta de Ávila sin el apoyo de CCOO, que se negocia desde hace meses.

El acuerdo ha recibido el apoyo de UGT y Sigen-USO, pero no de Comisiones Obreras (CCOO), que ostenta la presidencia del organismo de representación de los trabajadores. Los firmantes del preacuerdo han destacado en declaraciones recogidas por Tribuna Ávila que se mantiene el empleo y se asegura la carga de trabajo para la factoría abulense.

 

Por su parte, desde CCOO han destacado que "en la reunión de negociación mantenida ayer, la cual se alargó toda la noche por capricho de la empresa y UGT , en un burdo intento de hacer parecer real una negociación que ya llevaba días pactada y sumándose SIGEN-USO a sus propuestas, cedieron a casi todas las pretensiones".

 

Según el sindicato mayoritario, han cedido a "pretensiones" como "la vigencia del convenio de dos años; el aumento del porcentaje de subcontratación del 17 al 20%; la congelación salarial hasta 2016; la implantación de una doble escala salarial que es la peor de todas las existentes en los convenios de Nissan en nuestro país y consistente en bajar los salarios actuales un 20%; el aumento de jornada para el año 2016 de dos días de jornada industrial sin compensación en la individual; el aumento de la bolsa de horas de 32 a 40; los sábados de flexibilidad; la eliminación del PRA Trimestral Colectivo de 351 euros; la reducción del PRA trimestral individual en función de los grados de retribución; la reducción del precio de las horas extra; la eliminación del seguro de Alares; la eliminación del seguro de Adeslas; la eliminación del PRA anual colectivo “bolsa de la X”; la reducción económica del abono de las jornadas especiales; el aumento económico a los prejubilables; el mantenimiento del vehículo de renting en el caso de que procediera; la prórroga de las Actas fuera de Convenio; kilometraje; cinco días de permiso en caso de fallecimiento de un familiar; préstamo vivienda de 7.000 euros; incluir en nómina contador de días y horas; y las bajas incentivadas hasta la firma del acuerdo". 

 

Además, han destacado que "los descuentos económicos que les afectarían se revisarán en el momento en que se revierta a la situación que la empresa marca como óptima, sospechamos que con la intención de incumplir también este punto; y se regularán en convenio la realización de tres sábados de flexibilidad consecutivos, no pudiendo habilitar ni sábados ni días azules en la segunda quincena de julio ni en el mes de agosto".

 

Además, han hecho especial hincapié en el "compromiso de readmisión de los compañeros despedidos en 2010", punto considerado por CCOO como "insuficiente", ya que "no marca fecha concreta de readmisión y además en caso de que esta vez la empresa sí cumpliese con el acuerdo y finalmente fueran readmitidos sería de forma temporal y no indefinida", además de que "los trabajadores afectados no están de acuerdo con esta medida".

 

Por todo ello, CCOO ha considerado este preacuerdo como "inasumible", ya que "supone una pérdida muy grande de poder adquisitivo no proporcional con las concesiones hechas por la empresa". Y es que, han asegurado, "la empresa ha despreciado a la plataforma unitaria del Comité de Empresa casi en su totalidad y en estos 8 meses de negociación ha cambiado el escenario pasando a ser necesaria una subida de producciones (sábados  flexibles)", además de que también, han concluido, "han decidido entre la empresa y los dos sindicatos firmantes el convocar referéndum para el viernes día 5 de Junio de 2015".

Noticias relacionadas