PRCAL se presenta en Ávila como "la cuarta fuerza política de la provincia"

El Partido Regionalista de Castilla y León ha hecho hoy su presentación oficial en Ávila, en cuya provincia tiene 30 concejales y un alcalde, posicionándose así como "la cuarta fuerza política de la provincia". PRCAL se define como un partido regionalista, indepediente, alternativo a las fuerzas mayoritarias, y máximo defensor de patrimonio histórico, cultural y medio ambiental de Castilla y León

José Ignacio Delgado, presidente de PRCAL, Juan Jesús Rico, secretario general de PRCAL, y Mª Ángeles Rincón, secretaria de organización de PRCAL, han presentado hoy en Ávila de forma oficial esta nueva formación, con cargos políticos de PCAL-CI y PCAS (con 20 años de historia política), y la reciente integración en CAPI, la Confederación Española de Agrupaciones y Partidos Políticos Independientes.

 

En la provincia abulense ya tienen 30 concejales y un alcalde  en los municipios de Candeleda, Poyales del Hoyo, Lanzahíta, La Torre, Arévalo, Muñosancho, Fontiveros, Hoyos del Espino, La Horcajada, Sotillo de La Adrada, El Tiemblo, Pedro Bernardo, que han pasado de forma independiente a esta formación política. En la capital cuenta con 30 afiliados y 50 simpatizantes.

 

Uno de los objetivos principales de este partido, que ya tiene peso en Burgos, Palencia y Ávila, y que se está extendiendo por el resto de la región, es el aumento de la financiación propia y directa a los ayuntamientos y pedanías -recuerdan que en Castilla y León hay 2.248 municipios, conviertiendo esta región en la más grande de Europa-, prescindiendo de las diputaciónes, para conseguir que Castilla y León no sea “una comunidad de tercera” y tenga los mismos servicios que el resto, ya que “éstos son un derecho”.

 

Asimismo, se presentan como una alternativa al bipartidismo existente del PP y PSOE - marcándose como modelo al Partido Regionalista que presidía Miguel Ángel Rivilla, que es padrino del PRCAL-, del que “la gente ya está harta” -han dicho-, exigiendo la potenciación de las comarcas que vertebran Castilla y León, defendiendo el medio rural con una “Reforma de Reorganización Territorial válida”, apostando por un plan contra la despoblación rural y unas infraestructuras dignas tanto en carreteras como en trenes regionales y autobuses.