PP y PSOE rechazan el Congreso suprimir la partida presupuestaria para traducción de lenguas autonómicas del Senado

El PP y el PSOE han rechazado este martes en el Pleno del Congreso enmienda del grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) que pedía la supresión de la partida de los Presupuestos Generales de 2013 destinada a la traducción simultánea de las lenguas cooficiales del Senado.
MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El PP y el PSOE han rechazado este martes en el Pleno del Congreso enmienda del grupo parlamentario de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) que pedía la supresión de la partida de los Presupuestos Generales de 2013 destinada a la traducción simultánea de las lenguas cooficiales del Senado.

En concreto, el partido que encabeza Rosa Díez pedía en su texto eliminar los 330.000 euros que supone este servicio de traducción, una iniciativa que la formación magenta ha venido planteando estos últimos años a las cuentas públicas.

Durante su intervención, Díez ha denunciado que el uso de los "pinganillos" cuesta 6.000 euros por sesión lo que, desde su punto de vista, es un "despropósito", puesto que todos los senadores hablan y entienden el castellano.

Sin embargo, de nuevo esta iniciativa ha vuelto a cosechar el rechazo del partido mayoritario que, por boca de su diputado Juan Manuel Albendea, ha justificado su negativa subrayando que la supresión de la traducción simultánea de lenguas autonómicas requeriría una reforma del Reglamento del Senado, algo que no se puede hace vía enmienda a los Presupuestos.

El PP, que en la oposición criticó la implantación de la traducción simultánea en las sesiones plenarias del Senado bajo mandato del PSOE, ha mantenido el sistema desde su mayoría absoluta a considerar que no es un asunto que genere conflicto.

El PSOE también se ha opuesto a la propuesta de Rosa Díez. Su postura la ha expuesto el catalán Joan Rangel, quien ha expresado su deseo de que no hiciera falta un servicio de traducción simultánea en el Cámara Alta, pero no porque no se usaran las lenguas cooficiales, sino justo por contrario, porque todos los senadores las entendieran. También ha aprovechado para pedir que se regule su utilización también en el Congreso.