PP y PSOE gallegos pactan elevar un 20 por ciento el tipo del impuesto de patrimonio

Comision Presupuestos
La oposición coincide en reclamar un aumento de la recaudación por tributos y pide retirar el recorte a los funcionarios


SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 (EUROPA PRESS)

El PPdeG y el PSdeG han pactado en el trámite de ponencia una enmienda a los presupuestos de la Xunta para 2013 que eleva un 20 por ciento el tipo que se aplica al impuesto de patrimonio, si bien mantiene el mínimo exento en 700.000 euros.

Así se recoge en el informe de la ponencia debatido este lunes, en lo que respecta al articulado de los presupuestos, en la Comisión Tercera de Economía y Hacienda del Parlamento de Galicia. Todos los grupos de la oposición incluyeron entre sus enmiendas un aumento de este impuesto y reducir el mínimo exento. Finalmente, durante la negociación, el PPdeG aceptó transaccionar con la enmienda registrada por los socialistas, que proponía elevar un 15% el tipo y bajar el mínimo exento de los 700.000 a los 500.000 euros.

El portavoz de los populares, Pedro Puy, ha destacado que no se trata de "ninguna coartada", como sugirió el representante de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), José Manuel Beiras, del PP para hacer ver que negocia y ha subrayado que supone aumentar los gravámenes "a los que más tienen".

Además de esta enmienda transaccionada, aprobada con el apoyo de PP y PSOE y la abstención de AGE y BNG --que mantienen su propia propuesta--, también han salido adelante siete enmiendas técnicas de los socialistas (por unanimidad), así como 14 de los populares (con la abstención de la oposición), la mayoría también centradas en la corrección de errores. Sin embargo, han sido rechazas, con solo los votos en contra del PP, las de AGE --son 35 sobre el articulado-- y del BNG --24 en este apartado-- y el resto de las del PSdeG.

De este modo, el informe de la ponencia ha salido adelante, en lo que se refiere al articulado de los presupuestos, con los votos a favor de los populares y el rechazo de los tres grupos de la oposición. Entre las enmiendas del PP, Puy ha indicado que se incluyen también la modificación de las retribuciones de directivos de entes instrumentales que no aplicaban la reducción general de la cuantía --como en el caso de la presidenta del Consejo Económico e Social--, otra para la extensión de redes de gas en Galicia y una última para "mejorar la capacidad de control" de la intervención de la Xunta, que estará facultada para hacer control contable.

Así, Puy ha asegurado que los presupuestos "mejoraron en el paso por la ponencia", porque se incorporaron medidas sobre transparencia --como que únicamente los miembros del Consejo de la Xunta podrán tener asesores--, sobre control del Gobierno y sobre "equidad".

ENMIENDAS DE LA OPOSICIÓN

Por su parte, el portavoz del PSdeG en el debate, Juan Carlos González Santín, ha destacado que las estimaciones sobre el incremento de la recaudación con la modificación que proponía del impuesto de patrimonio es de 8 millones de euros. En cualquier caso, ha defendido otras enmiendas, en las que los socialistas reclaman un aumento de la información al Parlamento sobre modificaciones de partidas presupuestarias y medidas tributarias, aumentar la dotación para servicios públicos y subir impuestos como el IRPF para rentas altas.

Los tres grupos de la oposición han coincidido, entre otros puntos, en reclamar que la Xunta dé marcha atrás en el recorte del salario a los funcionarios. El portavoz de AGE ha incidido también en que se flexibilice el objetivo de déficit y en que se conceda una mayor capacidad de endeudamiento a Galicia en 2013. Asimismo, ha protestado por que el debate sobre presupuestos se "haya reducido a una parodia" con escasos tiempos para discutir.

Por su parte, el portavoz del BNG en el debate, Carlos Aymerich ha insistido en su defensa de establecer impuestos a las grandes superficies y ha propuesto introducir una cláusula que permita revisar las concesiones y las colaboraciones público privadas, que "no estarían justificadas" si su coste supera al que tendría para la Xunta endeudarse en el mercado para financiar esas mismas obras. Ha criticado "el control agobiante" a las universidades y la reducción de fondos para las mismas.