PP recuerda que hacen falta reformas estructurales en España "y también en Europa" y pide apoyo a la oposición

Alfonso Alonso
El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha recordado este miércoles que para salir de la crisis económica hacen falta reformas estructurales en España, pero también en Europa, y ha pedido a los partidos de la oposición apoyo a las medidas que toma el Gobierno porque "el camino es mayor unión en Europa" pero también que España vaya "con una voz común".



MADRID, 10 (EUROPA PRESS)



Así se ha expresado durante su intervención ante el Pleno del Congreso en el debate sobre el Consejo Europeo de los pasados 14 y 15 de marzo, cumbre a la que el 'popular' no ha hecho referencia sino que ha centrado su discurso en el mensaje más generado de que "la UE significa sobre todo la superación de los egoísmos nacionales en aras del bien común" con "la convicción de que los problemas de cada parte son problemas compartidos".

"Los instrumentos que ha utilizado la UE para conseguir ese objetivo de integración económica, social y política se basan en la solidaridad y el consenso, y esa comprensión mutual ha fluido tanto desde los países más grandes y ricos como desde los que tienen menos posibilidades. Frente a los problemas planteados sucesivamente, la respuesta europea ha sido siempre la comprensión mutua y una mayor integración", ha añadido.

Por eso, ahora que se prolonga la recesión, crece el paro y se amplía la brecha entre unos estados y otros, "la solución no puede ser otra que trabajar nuevamente en una mayor integración y en compartir objetivos comunes hacia la recuperación del crecimiento económico y el empleo". "La UE debe marcarse esa prioridad, al igual que todos los estados miembros", ha insistido, pidiendo a la oposición que "ponga en valor las coincidencias" con el Gobierno para ir a Bruselas con "una voz común".

"Porque igual que Europa siempre acierta cuando integra, España tiene éxito cuando somos capaces de compartir un mismo objetivo. Ésa es nuestra responsabilidad", ha dicho el dirigente 'popular'.

HACEN FALTA CAMBIOS EN EUROPA

No obstante, Alonso ha recordado que los esfuerzos y las reformas de los estados miembros "no valen" si no hay también cambios en Europa para luchar contra la "creciente fragmentación de los mercados de capitales" que "generan costes de financiación injustos" para empresas y ciudadanos, y para crear una "verdadera unión económica y bancaria" con un supervisor único que, además, pueda apoyar las políticas de crecimiento y creación de empleo. "Es un momento adecuado para reflexionar sobre las competencias del BCE y tomar decisiones", ha dicho.

"Poner en marcha la hoja de ruta de junio es una prioridad inaplazable. Ya no pedimos que nos ayuden de fuera; sólo demandamos que no se nos castigue con trabas que otros no tienen y que son inaceptables en una unión monetaria. No es un problema de España, sino de Europa, y sólo puede ser superado con una respuesta común, porque la responsabilidad de crisis del euro es compartida", ha reclamado.

Y es que, según el diputado 'popular', los estados europeos no deberían "ignorar" la principal "lección de la crisis", porque eso supondría "correr el riesgo de cometer el mismo error" en el futuro. "Haber ignorado los desequilibrios es el motivo de la segunda recesión. Por eso, las reformas no sólo deben ser para los países periféricos, sino también para los países centrales y las instituciones europeas", ha insistido.

AUSTERIDAD VS. CRECIMIENTO

Por otra parte, Alonso ha afirmado que el debate sobre la incompatibilidad entre austeridad y crecimiento "es falso" porque "mal puede defenderse una política económica que ignore las obligaciones de consolidación fiscal, porque eso sólo añade más crisis a la crisis y pone en solfa el mantenimiento del Estado del Bienestar" como, a su juicio, demostró la estrategia del Ejecutivo socialista ante la crisis. "Los fracasos del pasado solo nos informan de lo que es necesario no volver a hacer nunca más", ha apostillado.

Y es que "no se puede vivir siempre de prestado y sin afrontar con valentía los problemas, porque eso sólo anticipa nuevas penalidades que caen siempre sobre las espaldas de los ciudadanos". "Ésa es la razón de que estemos actuando en el camino correcto, porque para crecer con garantías de continuidad es imprescindible hacerlo desde el rigor de las cuentas públicas y desde fundamentos económicos sólidos", ha insistido.

La prueba de que se va por el buen camino es que España ha recuperado "la credibilidad" exterior al haber "cumplido los compromisos adquiridos", lo que a su entender ha sido posible gracias a "las reformas que corrigen desequilibrios económicos heredados, la consolidación fiscal" y las reformas, particularmente la laboral, que ha "moderado la destrucción de empleo" y permitirá que "se puedan crear puestos de trabajo con tasas de crecimiento relativamente bajas".

Además, Alonso ha defendido que "se empiezan a ver algunos frutos del esfuerzo" realizado por España porque "la situación de la economía es mejor que hace un año", pese a lo cual todavía es "preciso" continuar tomando decisiones, sobre todo para "paliar las consecuencias sociales" de la recesión. Por eso, la "segunda generación de reformas del Gobierno" buscarán "trasladar la mejora económica de fondo a la economía real".