PP dice que debe haber "elementos de justicia" en las penas "si no es con la Doctrina Parot, con reformas legislativas"

Borja Sémper
Sémper afirma que la dispersión acabará cuando desaparezca ETA, que debe "publicar su esquela de defunción o se la publicarán los demás"


BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP en Guipúzcoa, Borja Sémper, asegura que es preciso "garantizar elementos de justicia" en la aplicación de penas "si no es a través de la Doctrina Parot, a través de reformas legislativas", y ha agregado que la política de dispersión acabará cuando "ETA desaparezca". En este sentido, indica que la banda "se niega a publicar su esquela de defunción" y, si no lo hace, "se la acabarán publicando los demás".

En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente popular ha reconocido que, si la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) falla contra el Estado español en el caso sobre la aplicación de la denominada Doctrina Parot a la presa de ETA Inés del Río, se generaría "un problema político", pese a que la decisión no sea "de obligado cumplimiento".

Tras subrayar que España es el Estado de la UE "probablemente con una legislación más avanzada", ha defendido que la Doctrina Parot ha servido para aportar "elementos de justicia" en el cumplimiento de las penas.

"Deberíamos garantizar elementos de justicia a la hora de la aplicación de penas. Si no es a través de la Doctrina Parot, a través de reformas legislativas. Fórmulas podrían existir. Creo que todo tiene que estar guiado por la aplicación de justicia", ha insistido el político vasco, que ha agregado que "no es lo mismo el que ha violado a cinco mujeres que a una".

En esta línea, ha rechazado las críticas que ha recibido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por parte del PNV porque, según ha afirmado, "es una realidad que, si no existe la Doctrina Parot, muchos de esos criminales que citaba el ministro estarán en la calle". "Decir lo contrario sería mentir. Es una realidad objetiva", ha manifestado.

El presidente del PP guipuzcoano ha considerado que la 'vía Nanclares' es una fórmula "muy interesante", si bien ha matizado que "decir determinadas cosas, tener determinados pronunciamientos no significa automáticamente aplicación de beneficios penitenciarios".

En caso contrario, ha apuntado, "se estaría generando una ficción a la que se podrían acoger determinados presos para obtener beneficios penitenciarios". De cualquier modo, ha precisado que el recorrido legal para acogerse a los beneficios penitenciarios "no depende de la voluntad del ministro de turno", sino del cumplimiento de "un procedimiento tasado y reglado".

Sémper ha asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy "está dispuesto a reconocer a aquellos que hacen un recorrido sincero de cuestionamiento de la violencia" y, según ha destacado, "algunos miembros que se están acogiendo a la vía Nanclares están lanzando un mensaje mucho más avanzado que la Izquierda Abertzale".

LA CULPABLE DE LA DISPERSIÓN

A su entender, en materia de política penitenciaria, "no puede haber más claridad" por parte del Gobierno, que "dice que, cuando ETA desaparezca, desaparezca la vía de dispersión". Por ello, ha señalado que "ETA es la culpable" de la existencia de la política de dispersión dado que, "en el momento en que se disuelva, acabará".

"En el momento en que se disuelva y entremos en un escenario definitivamente nuevo, la política penitenciaria se adecuará a ese momento. No antes", ha defendido.

Para el presidente del PP guipuzcoano, si la banda "se niega" es porque desea "mantener una cuota de protagonismo". "Nos marean, sacan un comunicado y quizás, no sé dentro de qué tiempo, harán una entrega parcial de armas, pero todo por mantener la tensión y su protagonismo. No aceptan que han acabado su tiempo, que han sido derrotados, deben disolverse y dejarnos a todos tranquilos sin su presencia sorda y permanente".

Sémper ha señalado que "éste es un juego de intereses que compete a la izquierda abertzale y a ETA", cuya "respuesta" es "culpar al Gobierno de un problema interno que tiene ellos" con los presos, y "no es un problema que tengamos los vascos".

LA ESQUELA DE DEFUNCIÓN

De cualquier modo, ha manifestado que, si ETA no se disuelve, sus miembros "acabarán siendo detenidos" y ha asegurado que, aunque "pasado mañana pueden pegarme un tiro en la nuca, la realidad es que ETA no es ni una sombra de lo que fue en los años más duros" y está "en un grado de descomposición absoluta".

"Están muertos, pero se niegan a publicar la esquela de defunción", ha indicado el dirigente del PP vasco, que ha advertido de que "si no la publican ellos, se la acabarán publicando los demás".