Posada, sobre la corrupción: "Aquí no se salva nadie y el que la hace, la paga"

José María Aznar y Jesús Posada

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha asegurado este miércoles sobre los casos de corrupción que, aunque la Justicia "puede ser lenta, es implacable". "Aquí no se salva nadie, y el que la hace, la paga", ha avisado desde los pasillos de la Cámara.

Así ha respondido Posada al ser preguntado sobre la implicación de exministros del PP como Rodrigo Rato o Ángel Acebes en distintas causas judiciales y también sobre la petición de dos años de cárcel que la Fiscalía Anticorrupción ha pedido para la antigua dirección de Caja Castilla-La Mancha.

Posada ha resaltado que el "sistema judicial está actuando" y sacando a la luz los casos de corrupción con independencia de la época en la que han ocurrido. "La Justicia puede ser lenta, pero es implacable, todo sale a la luz y eso es una muy buena noticia para todos los ciudadanos", ha dicho.

Preguntado sobre si el Gabinete de Mariano Rajoy está intentando distanciarse de aquellos gobiernos de José María Aznar de los que formaron parte Jaume Matas, Ángel Acebes o Rodrigo Rato, Posada ha respondido que él no tiene esa impresión y que, en cualquier caso, si en el pasado hubo "algunos malos" éstos saldrán en los juicios.

NO RENIEGA DE SU PASADO

Eso sí, ha remarcado que, hasta que no haya sentencia habrá que respetar "la presunción de inocencia" y que él no sólo reniega de haber formado parte del Consejo de Ministros que presidió Aznar, sino que se siente "muy orgulloso" de esa época en la que hicieron "grandes cosas por España". "Supongo que también cometeríamos errores, eso es lo suyo, pero estoy orgulloso de aquella magnífica época", ha agregado.

La pregunta sobre Caja Castilla-La Mancha le ha servido a Posada para poner este caso como ejemplo de la lentitud de la Justicia. "Es un tema que lleva abierto más de una decena de años", ha dicho, antes de subrayar que pese a su ritmo "la Justicia es implacable" y actúa "con garantías para todos los ciudadanos". "Aquí no se salva nadie y el que la hace, la paga", ha dicho.