Portugal, 'el rey de las repescas' se encomienda a Cristiano

Cristiano Ronaldo, el nombre por encima de todos en Portugal

La selección de Portugal afronta su sexta participación mundialista con el aliciente de disponer de Cristiano Ronaldo, en torno al cual se ha armado un grupo que afronta el reto de avanzar lo máximo posible para un país que tiene como mayor logro el tercer puesto del Mundial de Inglaterra '66, con Eusébio como máxima estrella.

 

FICHA TÉCNICA

Participaciones en Mundiales: Seis (1966, 1986, 2002, 2006, 2010 y 2014).

Títulos: Ninguno.

Mejor resultado: Tercero (1966).

Palmarés: --.

Cómo se clasificó: Repesca contra Suecia.

Calendario fase de grupos:

16/06: 18.00 Salvador Alemania - Portugal.

23/06: 00.00 Manaos Estados Unidos - Portugal.

26/06: 18.00 Brasilia Portugal - Ghana.

Honrar a la 'Pantera negra', fallecida el pasado 5 de enero, será uno de los objetivos en Brasil. Y nadie mejor que Cristiano, que llega 'tocado' a esta cita tras un tramo final de temporada marcado por problemas físicos, para emular los éxitos del delantero de origen mozambiqueño, y más con el 'Balón de Oro' como aval.

Previo paso por Suecia, para jugar la repesca, el combinado luso tratará de superar los octavos de final a los que llegó en el último Mundial, en el que la a la postre campeona, España, les apeó de manera cruel con un solitario gol de Villa. Antes, en 2006 fue cuarta, mientras que la gloria se le resistió en su Eurocopa, en 2004, cuando la sorprendente Grecia les arrebató el título.

Con todo, pese a contar con un buen equipo y un grupo no excesivamente duro, el camino a Brasil volvió a ser sinuoso, como lo fue el de Polonia y Ucrania o el del Mundial de Sudáfrica. Portugal protagonizó una fase de clasificación llena de dudas en la que incluso se llegaron a ver fuera de la cita de 2014. Finalmente, los de Paulo Bento sellaron la segunda posición tras Rusia y se lo jugaron a cara o cruz en la repesca.

Su fortuna es que hay alguien que siempre sostiene las 'armas': Cristiano. Suyos fueron los cuatro goles del país de los conquistadores en la eliminatoria ante la Suecia de Ibrahimovic, en el 1-0 de la ida en Lisboa y en el 2-3 de la vuelta en tierras escandinavas. Su actuación aquellas dos semanas valió incluso para que la FIFA, en una decisión controvertida, ampliase el plazo de votación para el Balón de Oro, amparada en el bajo porcentaje de votos recibidos hasta el momento.

La llegada de Paulo Bento al banquillo luso, en septiembre de 2010, ha dotado de aires renovados al equipo, un nido de conflictos cuando Carlos Queiroz abandonó a la 'tuga' después de su pobre imagen en 2010, sobre todo en los octavos ante España. Bajo su mando, su selección avanzó hasta las semifinales en su primer gran torneo, la Eurocopa 2012, en la que una vez más la 'bestia negra' española volvió a eliminarla, tras una angustiosa tanda de penaltis.

Con un irrenunciable 4-3-3, Bento maneja una defensa casi inamovible, con Bruno Alves, del Fenerbahçe, y el madridista Pepe en el centro de la zaga; el valencianista Joao Pereira como dueño del lateral derecho y el también jugador blanco Fábio Coentrao para el lateral izquierdo.

El centro del campo luso se articula en torno a tres centrocampistas de elaboración, Joao Moutinho (Mónaco), Raúl Meireles (Fenerbahçe) y Miguel Veloso (Dinamo de Kiev), encargados de hacer jugar a la 'verde-vermelha', y no exentos de trabajo, mientras que arriba Cristiano acapara el protagonismo con variedad de compañeros a su lado.

Sólo el futuro desvelará si los portugueses podrán igualar o superar las últimas actuaciones en Copas del Mundo. Más que los octavos de final de Sudáfrica, la meta de los de Bento serán las semifinales de Alemania 2006 de aquel combinado de los Figo, Deco, Pauleta o el joven Cristiano Ronaldo, que dos años antes había sucumbido ante un gol de Charisteas en 'su' Eurocopa. Sólo Francia y un gol de Zidane dejaron fuera de la final al equipo dirigido por Scolari, que acabó cuarto.

Sin embargo, el techo de la 'tuga' sigue siendo el tercer puesto en su debut en un Mundial, en 1966, donde Eusébio brilló con todo su esplendor -fue Bota de Oro del torneo con nueve tantos- y en donde la anfitriona y posteriormente campeona Inglaterra la eliminó en semifinales. La victoria ante la Unión Soviética le dio el bronce mundialista.

Con confianza, un grupo equilibrado y estable y la mejor estrella desde la 'Pantera negra', Portugal espera su hora. La hora de ir 'ás armas' comenzará, sin embargo, con un duro grupo, donde tendrá a Alemania como gran rival y además en el estreno, más la dura Ghana, cuartofinalista en Sudáfrica, y Estados Unidos, que ya la derrotó en 2002.

LA MADUREZ DE CRISTIANO RONALDO

Cristiano llega al Mundial no en su mejor momento de forma, por los problemas con una tendinitis rotuliana que lleva arrastrando desde abril y agravados por jugar la final de la Liga de Campeones, pero sí en cuanto a madurez y con la vitola de poseedor del Balón de Oro.

Animal competitivo donde los haya, el delantero madridista espera hacer olvidar su pobre actuación en la última cita mundialista, en Sudáfrica, donde pasó casi desapercibido con un único tanto hasta su eliminación en octavos de final ante España.

De hecho, pudo resarcirse en parte en Polonia y Ucrania, en donde hizo dos tantos decisivos ante Holanda en la fase de grupos y el tanto de la victoria ante la República Checa para lograr el pase a semifinales, aunque, de nuevo, el equipo de Vicente del Bosque le privaría de seguir avanzando.

Su gran paso hacia el 'Balón de Oro' llegó en la repesca contra Suecia, en la que se evidenció que Portugal no sólo se construye sobre Cristiano Ronaldo, sino que vive de él. Cuatro goles suyos ante Suecia cerraron un 2013 majestuoso, el año de Cristiano, que con el Real Madrid también ha vuelto a ser brillante, tanto en la Liga de Campeones como en el Liga BBVA, anotando 17 tantos en la conquista de la 'Décima' y 31 en el torneo doméstico, lo que le permitirá compartir la 'Bota de Oro' con Luis Suárez.

Sus cualidades ya son de sobra conocidas: capacidad de desborde, un excelente golpeo y un apetito insaciable de cara a gol, con más de 60 anotados en esta campaña. La gloria se le resistió en 2004 y 2012, mientras que en la Euro 2008 y el Mundial 2010 no pudo brillar. Brasil espera al mejor Cristiano, aunque habrá que ver como está físicamente y si llega al choque clave del debut ante Alemania.

PAULO BENTO, ANTE SU DEBUT MUNDIALISTA

Tras hacerse cargo del combinado luso en septiembre de 2010 después de la marcha de Carlos Queiroz, sentenciando tras un empate ante Chipre (4-4) y una derrota ante Noruega (1-0) en la fase de clasificación para la Eurocopa 2012, Paulo Bento ha sabido ganarse a la afición portuguesa.

El excapitán del Oviedo, de 44 años, no sólo logró clasificar a los suyos para la cita europea, gracias a la victoria final en la repesca ante Bosnia-Herzegovina (0-0 y 6-2), sino que en Polonia y Ucrania sólo España, y en los penaltis en semifinales, consiguió frenar el grandioso campeonato de 'Os navegadores'.

Experto en vestuarios conflictivos, Bento ha sabido dotar a su equipo de un carácter competitivo, erigido sin complejos en torno a la figura de Cristiano Ronaldo. Antes de dirigir a Portugal, Bento se sentó en el banquillo del Sporting de Lisboa durante cuatro temporadas (2005-2009), en los que consecutivamente llevó al equipo a la segunda plaza por detrás del Oporto. Como jugador, defendió la camiseta nacional en 35 ocasiones.