Portugal desafía a la lógica ante la Francia liderada por Griezmann

Cristiano y Griezmann, llamados a liderar a Portugal y Francia en la final

Cristiano amenaza la fiabilidad del anfitrión.

 

POSIBLES ALINEACIONES.

PORTUGAL: Rui Patrício; Cédric, Pepe, Fonte, Guerreiro; William Carvalho, Adrien, João Mário, Renato Sanches; Nani y Cristiano Ronaldo.

FRANCIA: Lloris; Sagna, Umtiti, Koscielny, Evra; Matuidi, Sissoko, Pogba; Griezmann, Giroud y Payet.

ÁRBITRO: Mark Clattenburg (ING).

ESTADIO: Saint-Denis.

HORA: 21.00/Telecinco.

Las selecciones de Francia y Portugal se enfrentarán este domingo en la final de la Eurocopa que se disputará en Saint-Denis, un partido marcado por el duelo entre Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann, las dos estrellas de cada combinado.

El de Madeira suma tres goles en la cita y volvió a ser clave para conseguir el pase en semifinales, mientras que el colchonero totaliza seis, es el máximo goleador del torneo, y la mejor opción de los franceses para volver a salir triunfadores al calor de su afición, como es de costumbre.

A la estadística se agarra una Francia que ha conseguido mejores resultados que sensaciones. El equipo de Didier Deschamps, en un plácido camino hasta la final a excepción de Alemania, intentará repetir los éxitos de 1984, 1998 y 2003. En todas estas ocasiones fueron anfitriones y alzaron el título: Eurocopa, Mundial y Copa Confederaciones.

La selección gala llega a la final de este domingo sin perder un solo encuentro en una fase final -en suelo propio- desde hace 56 años y con 17 victorias en sus 18 choques desde entonces. Un registro abrumador contra el que tendrán que luchar los portugueses si quieren aguar la fiesta a 'les gaulois'.

El conjunto 'bleu' parece que repetirá el once que venció a Alemania. Con Griezmann con clara referencia, Giroud --con tres goles-- y Payet --con dos-- son fundamentales en la última línea francesa. Igual que su portero, el veterano Hugo Lloris, que está rindiendo a un gran nivel en su competición más madura.

En defensa, Deschamps repetirá la presencia de Umtiti, el central recientemente fichado por el FC Barcelona, y que tan buen resultado le está dando tras reemplazar al sevillista Rami, mientras que Pogba también será un fijo en la medular, donde ha ido creciendo en el torneo haciendo incluso gol en cuartos de final.

Enfrente, una Portugal venida a más tras su triunfo ante Gales, el único en los 90 minutos en esta Eurocopa, y con Ronaldo desafiando el récord de Michel Platini. El luso está a un solo gol de proclamarse máximo anotador en los Campeonatos de Europa, además de culminar un gran año tras su triunfo en la final de la 'Champions' de Milán.

PEPE, DUDA EN PORTUGAL

La única duda del conjunto entrenado por Fernando Santos es la presencia del madridista Pepe en el centro de la zaga. Este viernes se entrenó en solitario y ante Gales se quedó en la grada y en su lugar jugó Bruno Alves, que sería el sustituto si Pepe finalmente no llega a tiempo.

Para Portugal será su segunda final tras la que perdió en 2004, cuando organizó la Eurocopa, ante una Grecia que quebró todos los pronósticos. En aquella final ya estaba Cristiano, con apenas 18 años, pero no pudo llevar a la gloria a los 'tugas'. "Siempre ha sido mi sueño ganar un título con la selección", dijo el '7' durante la semana.

Aquella derrota todavía escuece al fútbol portugués, que una década después sueña en la -quizá- penúltima oportunidad de su gran líder con tocar el cielo de París. Si así fuese abriría la puerta a un nuevo 'Balón de Oro', el cuarto de su exitosa carrera.

Un choque de trenes, el partido que pondrá la guinda a la temporada futbolística, antesala de una nueva campaña. Un duelo que significará la tercera Eurocopa de Francia (1984 y 2000) o la primera de Portugal. París será el juez y parte como tantas otras veces a lo largo de la historia.