Por un Gobierno responsable

Es una cuestión de responsabilidad. Responsabilidad personal, la mía, que implica no defraudar a quienes el domingo otorguen su confianza al Partido Socialista en la provincia de Ávila. Responsabilidad política, para seguir trabajando por y para los abulenses desde el lugar en que ellos quieran colocarme.

No he adquirido con vosotros un compromiso, he adquirido diez.  Compromisos firmes para mejorar las condiciones de vida de todos los abulenses, para trabajar por la creación de empleo, para reactivar la industria local, para mejorar las infraestructuras y estar del lado de los trabajadores del sector primario, con el desarrollo tecnológico como gran reto para el futuro de Ávila y con un proyecto firme para seguir construyendo un lugar mejor para todos vosotros. He adquirido 10 compromisos y voy a cumplirlos, esté donde decidáis que esté a partir del domingo.

 

Pero la responsabilidad es compartida. Todos los ciudadanos de esta provincia tenéis la responsabilidad de elegir a vuestros representantes en el Congreso y el Senado y, de la misma forma que yo adquiero compromisos con vosotros, sois vosotros quienes tenéis el mayor de ellos con vuestros propios convecinos. Es el futuro de una ciudad, de una provincia, el que está en juego y es algo muy serio con lo que no se puede jugar. Y de ahí vuestro papel en este momento tan importante.

 

No os dejéis engañar. Ávila no tiene aeropuerto como pretende vender Pablo Casado, tampoco son mejores las cifras del paro, cifras maquilladas, qué duda cabe,  porque nuestros jóvenes deben irse de esta provincia por falta de oportunidades. Soy de Cebreros, provincia de Ávila, vivo en Cebreros, provincia de Ávila y quiero que mis hijos puedan decir lo mismo dentro de 10 años.

 

Pero para que eso suceda debemos cambiar las cosas. Debemos apostar por Ávila, por nuestros vecinos, por nuestros pueblos y sus posibilidades. Para que eso ocurra debemos aspirar a ser mucho más de lo que es actualmente Ávila, mucho más de lo que nos ha quedado tras las nefastas políticas de estos últimos cuatro años de gobierno popular.

 

Por responsabilidad y por compromiso os pido el voto en esta nueva cita electoral. Cita a la que nos hemos visto obligados a acudir por la falta de intención de Partido Popular a la hora de formar un gobierno. Demostrado queda que su estrategia de escurrir del bulto puede beneficiarles a ellos, pero nunca a la ciudadanía que, en realidad, es lo importante. Cita electoral a la que acudimos porque partidos como Podemos no han querido apoyar lo que tanto necesita nuestro País, un cambio real que dé las mismas posibilidades a todos y cada uno de los ciudadanos que formamos parte de él.

 

El cambio real tiene nombre. Es posible conseguirlo y debemos luchar por conseguirlo, es fácil y está en tu mano. El 26 de junio, cambia tu futuro a mejor. El 26 de junio, vota PSOE.