¡Por San Blas a los guías de turismo verás!

Asamblea de guías.

En el hotel Parque de Valladolid se ha celebrado la Asamblea anual de la Federación de Guías de Turismo de Castilla y León, en la que han participado abulenses trabajadores de este sector. Dicha asamblea ha querido hacer referencia a San Blas como patrón, dada la relación del santo con la profesión de guía de turismo.

Entre los diferentes temas a tratar han destacado el convenio propuesto por la Junta de Castilla y León con algunos ayuntamientos de las capitales de provincias en la pasada edición de la Feria de Turismo Fitur 2016;  y por otra parte la concesión del distintivo de calidad para los guías de  turismo habilitados por la Junta de Castilla y LeónActualmente, la Federación de Guías de Castilla y León está integrada por un centenar de asociados de todas las provincias de la región, que nació principalmente porque resulta muy difícil la subsistencia como autónomos en esta profesión, muy dañada actualmente  por el intrusismo y la competencia desleal.

 

Del mismo modo esta Federación considera que la profesionalidad en el desarrollo del trabajo es de vital importancia para atender a los turistas que visitan nuestro país y región cada año;  y hacer del turismo de calidad un elemento dinamizador e identificador de nuestros pueblos y ciudades.

 

El guía oficial de turismo juega un papel muy importante a la hora de promocionar un destino, ya que pone en valor y destaca lo más importante, como la vida cotidiana, tradiciones y costumbres, gastronomía, economía, naturaleza, etcétera y ayuda a la conservación de los espacios naturales y monumentales. Los Guías Oficiales de Turismo deben tener  las habilitaciones profesionales expedidas por las autoridades competentes de las Comunidades Autónomas y los países de la Unión Europea, tras las correspondientes pruebas y exámenes.

 

La profesión de guía de turismo se encuentra regulada en Castilla y León por la Ley 14/2010, de 9 de diciembre, de Turismo de Castilla y León donde se establece que el ejercicio de la profesión de guía de turismo sin cumplir las condiciones exigidas para el acceso y ejercicio es considerada actividad clandestina, que constituye una infracción muy grave a la Ley de Turismo y puede ser sancionada con una multa de hasta  90.000 euros.

 

La relación de la Federación de Guías de Castilla y León con la Dirección General de Turismo de la Junta de Castilla y León es fluida y cordial, aunque desde la Federación se sigue reclamando un aumento en la inspección y control de ilegales para que ganemos todos, y posicionar a Castilla y León como un auténtico destino turístico de calidad.