"Por rencor", la madre confiesa que fue la autora de los disparos que acabaron con la vida de Carrasco

María Montserrat González Fernández confesó que ha asesinado a Isabel Carrasco por "inquina personal" por el trato dispensado a su hija por parte de la presidenta de la Diputación. 

María Montserrat González Fernández, de 58 años, madre de la otra detenida por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, y esposa delinspector jefe de Policía de Astorga, confesó anoche a los investigadores de la Policía Nacional que fue ella la autora de los disparos que acabaron con la vida de la dirigente popular. 

 

La mujer declaró que la había asesinado por "inquina personal", "rencor" desde hace años motivado por el trato dispensado por su hija, que fue despedida de la Diputación de León y mantenía un litigio económico con la Administración. 

Noticias relacionadas