¿Por qué no a 30km/h en Ávila?

Los socialistas isntan a los abulenses a sumarse a la Campaña Europea (ICE), que implica la recogida de 1 millón de firmas de ciudadanos, en 7 estados miembros de la UE, entre los que se encuentra España, con el fin de que la Comisión Europea haga una propuesta legislativa para introducir el límite de 30km/h en zonas residenciales, “un límite muy recomendable para una ciudad como Ávila”

El concejal socialista, Juan Antonio Chamorro, ha animado esta mañana a los abulenses a sumarse a una campaña que en estos momenteos han puesto en marcha ciudadanos y asociaciones europeas, para que la Comisión Europea haga una propuesta legislativa para introducir el límiete de velocidad de 30km/h en todas las zonas residenciales.

 

Esta camapaña implica una recogida de 1 millón de firmas, durante un año en sieste estados miembros: Eslenia, Austria, Alemania, Finlandia, Reino Unido, Béliga, Luxemburgo y España (a quien corresponde la recogida de 50.000 firmas). Si se alcanza el millón de firmas, se podrá pedir a la Comisión que legisle sobre esta cuestión.

 

Chamorro ha esgrimido varias razones para sumarse a esta campaña y que en Ávila se establezca el límite de 30km/h: “este límite salva vida, mejora el confort de los habitantes reduciendo el ruido, mejora la calidad del aire reduciendo la emisión de CO2, provoca la disminución de la “Huella Ecológica”, garantiza un flujo de tráfico constante con menos atascos, anima alos fabricantes a crar motores que se adapten a una conducción más moderada, y conseguría que las normas sean claras para todos mejorando y facilitando la gestión del tráfico y reduciendo la “parafernalia” de señales y artilugios”.

 

Para Chamorro, este límite “ya es un hecho en Ávila prácticamente en todas sus calles. Si el conductor no lo hace así, su conducción es a trompicones entre pasos de peatones, pasos alomados, la vorágine natural de la vida en nuestras calles y la propia densidad circulatoria. Además, en Ávila hay ya numerosos -artilugios- que animan a pacificar la circulación, como por ejemplo los semáforos, pasos alomados y de peatones que hay en la carretera de Madrid, el Paseo de Don Carmelo, la Avenida Juan Carlos I, u Hornos Caleros”.

 

Con esta media, “se fomentará el uso de la bicicleta, sin tener que crear carriles específicos, lo que no implicaría gastos adicionales. La bicicleta eléctrica es una buena alternativa, pues es barata y no necesita la realización de esfuerzos físicos en las cuestas que tanto abundan en nuestra ciudad”, añadía.

 

El concejal socialista explicaba que “nuestro urbanismo, es un urbanismo de género del más fuerte, que ignora a los niños, ancianos y personas con problemas de movilidad y beneficia sólo a los ciudadanos de entre 18 y 60 años, en condiciones de conducir”. Por ello, ha pedido “el cambio del imaginario circulatorio de nuestra ciudad, armonizando el movimiento de los ciudadanos en todas sus vías, y haciendo realidad algo que de hecho ésta imponiendo su lógica en la realidad de nuestra movilidad: la implantación de los 30km/h”.