“Por el bien del conjunto…”

En esos términos se manifestó hace 2 semanas Óscar López para justificar la “maniobra pactada” con más de la mitad de la ejecutiva del PSOECyL y abrir la veda a posteriores intervenciones

Veníamos de un fracaso electoral “sin parangón” en las elecciones europeas del 25M según los afines a López y era necesario tomar medidas, “convocar un congreso regional extraordinario”…  

 

Había habido otros fracasos electorales anteriores que no tuvieron tanta crítica en CyL. Hace 3 años, al entonces televisivo Óscar López no le funcionó lo que a Pablo Iglesias le ha ido de maravilla y perdió estrepitosamente las elecciones en las que fue candidato, no hubo demasiado ruido interno ni se pidieron responsabilidades “por el bien del conjunto”. Se perdieron también las generales de 2011 y nadie elevó la voz.

 

Pero ahora “sí tocaba” según los dimisionarios. 

 

En el escenario nacional Alfredo Pérez Rubalcaba había asumido toda la responsabilidad de lo sucedido convocando un congreso extraordinario. Congreso que daba al PSOE la oportunidad de volver a conectar con una sociedad que había desconectado con el PSOE, parecía el momento de la renovación, teníamos que aprovechar la oportunidad para volver a situarnos como el Partido representante de la izquierda moderada española que fuimos.

 

El 30 de Mayo entré en la reunión de la ejecutiva autonómica del PSOECyL pensando en que debíamos manejar los tiempos y aprovechar la oportunidad que nos brindaba el Congreso Extraordinario Federal y, después, elegir en primarias al cabeza de lista de nuestro Partido en Castilla y León. No tenía ninguna duda de que estos procesos debían ser abiertos a la participación, como mínimo, de todos los militantes. Ellos, la base de nuestro Partido, tenían que ser partícipes de nuestra renovación.

 

Haciéndome dueño de la teoría Simeoniana creía que votación a votación y proceso a proceso mejoraría nuestra imagen de estancamiento y obsolescencia; pero parece que, “en bloque” y “por casualidad”, más de la mitad de la Ejecutiva no pensaba como yo…

 

El resultado: el “circo mediático interno” al que se refería Carlos Martínez hace unos días que, con toda razón aseguraba que en el PSOECyL “no vamos por buen camino”.

 

Esta falta de cordura de quienes dimitieron ha herido de muerte (¿por el bien del conjunto?) a nuestro Partido, al Partido en el que creo y milito dese que era un niño, nunca he pertenecido a ningún otro (cosa que el dimisionario Pedro Muñoz, artífice de esta “maniobra” y de la de Ávila, no podría afirmar).

 

Hablo de falta de cordura porque no puede estar muy cuerdo quien no mide lo que pueden ocasionar “rebeliones” como ésta y, si estaba medido, peor.

 

No creo que estén por lo tanto capacitadas para liderar ni representar al PSOE unas personas como López y Muñoz que no son capaces de prever lo que hoy está pasando.

 

Dicho todo esto y siendo honesto por el bien del conjunto debo decir que tanto a Óscar López como a Pedro muñoz los comprendo.

 

Los seres humanos, como animales que somos, cuando se sienten acosados y con riesgo de perder la condición privilegiada que tenían tienden a defenderse y siendo el ataque la mejor defensa, atacan sin medida. Atacan hagan el daño que hagan sin importarles las consecuencias, lo importante es salvarse…

 

…Y es que tiene que ser muy duro pensar en buscar trabajo después de tanto tiempo viviendo únicamente de la política.