Polonia, agarrada a Lewandowski para brillar en su tercera participación

Robert Lewandowski, al frente de su selección

La selección polaca afronta la tercera Eurocopa de su historia decidida a mejorar su rendimiento de las dos anteriores, en las que se despidió como última clasificada de su grupo, y lo hará agarrada al olfato goleador de Robert Lewandowski, punta de lanza.

 

FICHA TÉCNICA

-Participaciones en Eurocopas: Tres (2008, 2012 y 2016).

-Títulos: Ninguno.

-Mejor resultado: Fase de grupos.

-Cómo se clasificó: Segundo del Grupo D.

Polonia tuvo que esperar hasta 2008 para clasificarse por primera vez para una Eurocopa, rompiendo el 'maleficio' en su decimotercer intento después de liderar un grupo de clasificación en el que estaban Portugal, Serbia y Bélgica. Sin embargo, el combinado entrenado por Leo Beenhakker no brilló mucho en Austria y Suiza, donde terminó con un punto y un solo gol marcado, obra de Roger Guerreiro.

La selección 'bialo-czerwoni' mejoró como co-anfitriona de la Eurocopa 2012, pero tampoco pudo pasar de la fase de grupos pese a que Lewandowski marcó el primer gol del torneo con un remate de cabeza ante Grecia. Tras empatar con los helenos (1-1) y también con Rusia (1-1), República Checa (1-0) le cortó el pase a las eliminatorias.

Cuatro años después de aquella decepción aspira a sumar su primera victoria en una Eurocopa después de firmar una buena fase de clasificación, al quedar segunda por detrás de Alemania, la campeona mundial a la que batió en casa (2-0) y con la que volverá a chocar en Francia. Su buen balance final fue de seis victorias, tres empates y una sola derrota en Frankfurt (3-1).

Curiosamente, Polonia sí cuenta con un historial reseñable en los Mundiales, torneo que ha disputado en siete ocasiones y donde brilló en las décadas de los 70 y los 80 de la mano de delanteros como Grzegorz Lato y Zbigniew Boniek. Durante esa época dorada, logró dos terceros puestos en Alemania'74 y España'82 y ahora, igual que entonces, cuenta con un delantero de talla mundial para tratar de reverdecer viejos laureles.

En la portería, se reparten las funciones dos jugadores con experiencia en el Arsenal como Lukasz Fabianski (Swansea) y Wojciech Szczesny, que este año ha jugado cedido en la Roma. Su nombre más conocido en defensa es el lateral derecho Lukasz Piszczek (Borussia Dortmund) y en el centro del campo sobresalen Jakub Blaszczykowski (Fiorentina) y Grzegorz Krychowiak, pieza fundamental en el Sevilla que ha vuelto a ganar la Europa League. En ataque, Arkadiusz Milik (Ajax), autor de 6 goles en la fase de clasificación, es el escudero de la máxima estrella del equipo.

LEWANDOWSKI, LA VORACIDAD DE UN ARIETE CLÁSICO

Lewandowski viene de igualar el récord de goles en una fase de clasificación para la Eurocopa, al anotar 13 en 10 encuentros. Esto no sorprende dentro de una temporada brillante en la que dejó un dato para los libros de historia, al convertirse en el primer jugador que marcaba cinco goles en nueve minutos. Ocurrió en septiembre y su víctima fue el Wolfsburgo.

A sus 27 años, el delantero de Varsovia representa la figura del ariete clásico en plena madurez al aunar olfato, inteligencia, poderío físico y buen remate, tanto de cabeza como con ambas piernas. Su cuarto puesto en la última votación del FIFA Balón de Oro, solo por detrás de Messi, Cristiano y Neymar, demuestra que ya tiene al fútbol mundial a sus pies.

Viene de lograr su segundo 'pichichi' en la Bundesliga y de contribuir a un nuevo doblete de Bayern Munich, ganando Liga y Copa en Alemania en la última temporada con Pep Guardiola en el banquillo. Tras alcanzar la cima en el fútbol de clubes, ahora quiere impulsar a su selección nacional a cotas mayores.

NAWALKA, UN SELECCIONADOR SIN EXPERIENCIA FUERA DE SU PAÍS

En el banquillo de las 'Águilas blancas' se sienta Adam Nawalka. Como jugador, formó parte de la selección polaca que disputó el Mundial de 1978 y pasó la mayor parte de sus días de jugador como centrocampista del Wisla Cracovia, antes de poner fin a su carrera a finales de los años 80 en Chicago.

Tras formarse como entrenador, se hizo cargo del Krzeszowice en 1996 y atesora una experiencia de dos décadas en los banquillo, pero siempre en clubes de su país: Wisla Cracovia (en tres ocasiones), Zaglebie Lubin, MKS Sandecja Nowy Sacz, Jagiellonia Bialystok, GKS Katowice y Górnik Zabrze.

Su brillante periplo con este último equipo, al que llevó de la segunda división hasta liderar la máxima categoría, provocó que la Federación Nacional, con la que ya había trabajado como asistente de Beenhakker, le reclutara en octubre de 2013. Él correspondió esa confianza cumpliendo el objetivo y clasificando al equipo para la Eurocopa.