Policías unidos ante el dolor y la tragedia

Imagen del atraco

Organizaciones sindicales de la Policía han convocado para mañana lunes, a las 12.00 horas, concentraciones en toda España para demostrar públicamente su sentimiento de pena, dolor y apoyo tras el fallecimiento en acto de servicio se su compañera de Vigo, Vanessa, y lanzar una muestra de fuerza y aliento para Vicente, compañero Subinspector que sigue ingresado en la UCI. En Ávila tendrá lugar en la Puerta de la Comisaría Provincial, y en la Escuela Nacional de Policía a la misma hora se realizará un acto interno en la explanada del Centro.

Representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión Federal de Policía (UFP) y el Sindicato Profesional de Policía (SPP) nos van a concentrar en Madrid, frente a la Jefatura Superior de Policía (calle Doctor Federico Rubio y Gali nº55), el lunes, 1 de diciembre, a las 11:00 horas. Posteriormente, realizarán una nueva concentración frente a la Dirección General de la Policía, a las 12:00 horas, como muestra de pena, dolor y apoyo tras el fallecimiento en acto de servicio se su compañera de Vigo, Vanessa, y lanzar una muestra de fuerza y aliento para Vicente, compañero Subinspector que sigue ingresado en la UCI


Ese mismo acto de dolor, apoyo y unidad se va a repetir en todas las plantillas de España el 1 de diciembre a las 12:00 horas. En Ávila tendrá lugar en la Puerta de la Comisaría Provincial, y en la Escuela Nacional de Policía a la misma hora se realizará un acto interno en la explanada del Centro.

 

Desde los cuatro sindicatos indican a través de un comunicado que "los policías sabemos que el peligro es algo consustancial a esta profesión, pero ese componente de riesgo debe ser minimizado como en cualquier otro trabajo. Entendemos que es preciso posponer nuestras exigencias y reclamaciones de medios de protección, responsabilidades y  compromisos presupuestarios del Gobierno en esta materia (malgastados en otros proyectos innecesarios y caprichosos). Porque con ello no encontraremos tampoco el sentido de una muerte que todos, policías y el resto de la sociedad lloramos. Vanessa, de 36 años, policía desde 2005, ya forma parte de la constelación de héroes de este Cuerpo que, desde hace décadas, han dejado su vida por servir a unos valores, a unos ideales de servicio y defensa de sus conciudadanos. Murió por defender la vida de otra persona. Nosotros, que  representamos a la mayoría de los agentes del CNP, estamos orgullosos de ella. Nuestro pesar y apoyo están con su familia, amigos y compañeros".


Asimismo, hacen un  llamamiento a los compañeros, a sus familias, a la sociedad en  general, para que los acompañen en un acto de apoyo a los y las policías nacionales.