Policías Locales de Castilla y León aprendiendo igualdad sobre discapacidad

Cuarenta y cinco policías locales de Ávila, Arenas de San Pedro, Salamanca y Valladolid asisten en Ávila a una jornada de formación en “Atención Inclusiva” cuyo objetivo es sabe cómo atender a las personas con algún tipo de discapacidad. Una de las partes de la jornada ha consistido en un taller de empatía en la que se han puesto en “la piel” de los discapacitados para conocer sus limitaciones

La Escuela Regional de Policía Local, ubicada en Ávila, ha acogido una jornada de Atención Inclusiva dirigida a policías locales de Castilla y León con el objetivo de que conozcan las características de las diferentes personas con discapacidad, y así poder darles un mejor servicio cuando requieran de sus servicios.

 

En las mismas han participado cuarenta y cinco policías locales de las jefaturas de Ávila, Arenas de San Pedro, Valladolid y Salamanca. Según José Francisco Hernández, “es una forma de dar una mejora constante de la calidad del servicio de los agentes”.

 

Se trata de una de las cuatro jornadas formativas programas para los policías locales en la comunidad, aunque Hernández, señaló que “queremos llevar hasta ocho jornadas anuales”. Este tipo de jornadas “de atención en la inclusión tienen una importancia máxima para que los miembros de las administraciones públicas den un trato de igualdad a cualquier persona”.

 

Según Fernando Salgueiro, director general de la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, afirmó que “es muy importante este tipo de formación, viniendo de una ciudad que tiene una distinción Europea en materia de accesibilidad”. Señaló que los cursos realizados “han estado muy bien organizados debido a la experiencia de la policía abulense”.

 

Este tipo de cursos pretenden dar una cohesión máxima a todas las personas con discapacidad, eliminando barreras en todos los aspectos de la vida con la especialización de los policías locales de Castilla y León. Esas barreras no sólo son de tipo arquitectónico sino de cualquier tipo.

                                                                             

La concejal de Accesibilidad, Noelia Cuenca, ha explicado que los agentes “han recibido una introducción sobre los conceptos básicos de discapacidad, cuáles son las necesidades y el trato de inclusión que deben recibir”. Ese trato normalizado dependerá de las propias características de los discapacitados. Además, destacó que los policías locales son los más próximos a los ciudadanos, y por eso, es bueno que reciban este tipo de formación.

 

También han conocido como gestionar las plazas de aparcamiento para discapacitados u otros recursos existentes en la ciudad, que deben tener de referencia porque les pueden solicitar ese tipo de información.

 

El curso ha finalizado con un taller de empatía en el que los policías se han puesto en el lugar de los discapacitados utilizando unas gafas de visión reducida, un bastón o una silla de ruedas.

 

En la organización de la jornada han colaborado las Asociaciones de discapacitados intelectuales, de personas ciegas y sordas, discapacitados físicos y la asociación de autismo.