Piden ayuda al Ayuntamiento

Varias familias de etnia gitana, que la semana pasada ocuparon un edificio en la capital abulense, se reúnen con el teniente de Alcalde, José Francisco Hernández, con el fin de demandar una vivienda digna y poner fin a su precaria situación

Varios jóvenes de etnia gitana se concentraron delante del Ayuntamiento de Ávila en protesta por la situación que están viviendo y pidieron ser recibidos por algún representante del consistorio. Finalmente el encargado de reunirse con ellos fue el teniente de Alcalde, José Francisco Hernández.

 

Los jóvenes son los mismos que hace una semana ocuparon un edificio vacío de la ciudad en señal de protesta, y que finalmente abandonaron voluntariamente por la negociación de sus patriarcas y la policía.

 

Se trata de 17 familias, con unos 50 ó 55 miembros que “estamos viviendo en furgonetas y sólo pedimos un trabajo y una vivienda digna, porque ni siguiera nos alquilan casas por nuestra condición. Y necesitamos una solución”, señalaba Rafa García uno de los afectados.

 

También le piden a la Junta “y a todos los que nos atiendan que sin empleo no hay integración”.

 

Por su parte José Francisco Hernández se reunió con ellos “lo mismo que hacemos con cualquier otro grupo de ciudadanos que lo solicite”. Le mostraron su preocupación y le contaron la situación en la que se encuentran “en condiciones de hacinamiento, con niños pequeños, y con diferentes circunstancias extremas”.

 

Desde el consistorio les remitieron a los CEAS y trabajadores sociales del consistorio con el fin de ayudarles con comida, hacerlas las gestiones que necesiten y acompañarles donde haga falta”.

 

Pero desde el consistorio “no somos competentes en materia de promoción de viviendas sociales, es algo que pertenece a la Junta”. Además, Hernández señaló que no es la primera vez que se reúnen con miembros de este colectivo.