Piden a los entes locales que los presupuestos sean “ajustados”

Recomendación. Se produce después de que en 2007 el porcentaje de esta práctica fuera del 55,2% en las diputaciones.
ICAL
El Consejo de Cuentas de Castilla y León y los grupos del PP y del PSOE en las Cortes regionales pidieron ayer a las entidades locales de la Comunidad Autónoma que realicen presupuestos “más ajustados y rigurosos” para “no abusar”, aunque sea una “práctica legal”, de las modificaciones, cuyo porcentaje llegó al 55,2 por ciento en el caso de las diputaciones provinciales y Consejo Comarcal de El Bierzo y al 22 por ciento en los ayuntamientos en las cuentas examinadas del ejercicio del 2007.

Esta recomendación sugerida por el presidente del Consejo de Cuentas, Pedro Muñoz, durante la presentación del informe de fiscalización sobre la actividad económico-financiera del sector público local de Castilla y León del ejercicio de 2007 fue asumida por los portavoces en la Comisión de Hacienda, Jesús Encabo, por el PP, y Consuelo Villar, por el PSOE.

El Consejo requiere que la programación de ingresos y gastos evite el elevado porcentaje de modificaciones presupuestarias, que fue del cien por cien en el caso de la Diputación de Zamora, para que la financiación de éstas con remanente de tesorería no supla la estricta elaboración del presupuesto. Otras recomendaciones, también aceptadas por los grupos, fueron la elaboración de proyectos plurianuales para ajustar el gasto a las posibilidades reales y la depuración por los entes locales de los deudores y acreedores de ejercicios cerrados.

En términos globales, la fotografía del sector público local, según el análisis de 429 cuentas, es positivo en la ejecución de su presupuesto, ya que sólo fue negativo en 66 ayuntamientos y 28 mancomunidades, y en el remanente de tesorería, donde sólo en el Consejo Comarcal de El Bierzo y 18 ayuntamientos se observan fallos.

Por otro lado, ninguna de las nueve diputaciones provinciales rebasó el límite de endeudamiento por operaciones de crédito a largo plazo a fecha de 31 de diciembre de 2007, donde la franja se situó en el 20,7 por ciento de la Diputación de Valladolid y en el 100,8 de la de Palencia, cuando el porcentaje máximo está en el 110 por ciento, superado sólo por seis ayuntamientos. También el ahorro neto, que es la diferencia entre los ingresos y los gastos corrientes, resultó positivo en ese ejercicio en todas las diputaciones, ayuntamientos y mancomunidades.