Piden 55 años de cárcel para la mujer de Valladolid que intentó matar a la esposa de Paco González

Lorena González, en una imagen captada de Antena 3.

La vallisoletana Lorena Gallego trató de asesinar a la mujer del periodista deportivo de la Cadena Cope en presencia de su hija en febrero de 2014 y posteriormente intentó contratar a un sicario desde la cárcel.

Según ha podido saber este periódico y publican diferentes medios, el fiscal pide además que se condene a 31 años y medio de prisión a Iván Trepiana, quien participó junto a Lorena Gallego, una higiniesta dental que residía en la localidad de Laguna de Duero (Valladolid), en la agresión a la mujer del periodista y la hija de ambos.

 

Los hechos ocurrieron a las ocho y media de la mañana del 5 de febrero de 2014, cuando ambos abordaron a las víctimas en su vehículo armados con sendos cuchillos. "Lo siento, te voy a matar", dijo la acusada a la mujer de González antes de asestarle una puñalada en el costado izquierdo. Según el fiscal, la hija evitó una segunda puñalada que le iba a propinar Ivan Trepiana, pero aún así Lorena volvió a apuñalar a ambas en la espalda.

 

Tras ser detenidos el mismo día, ambos ingresaron en prisión, ella en la de Alcalá de Henares, donde primero intentó contratar a la pareja de una reclusa y, posteriormente, ofreció 6.000 euros a una interna para acabar con la vida de la mujer de González cuando fuera excarcerlada.

 

Poco más de un mes después de ingresar en prisión contactó con la pareja de la reclusa, a quien, entre otros mensajes, escribió: "Lo único que puede ayudarme eres tú (...) Por favor, no me falles".

 

Al ver que no atendían a su propuesta, Lorena Gallego cambió de objetivo y, en mayo de ese mismo año, llegó a insistir a la segunda reclusa en varias cartas en las que incluso le daba la dirección y su descripción física de la víctima y le pedía acabar con ella "lo antes posible".

 

"Ya ajustaremos tú y yo cuentas luego, tranquila, por favor no te olvides nena. Que se haga bien, bien. Terminar con todo, si quiere puede llevarse lo que tenga de valor, y acabe con ella lo antes posible. A ver si este mes, no aguanto más", decía Lorena Gallego.

 

El fiscal expone que la principal acusada padece un trastorno delirante de tipo erotomaníaco con episodios múltiples, un trastorno obsesivo "con ideas sobrevaloradas". "Las ideas celotípicas que presentaba y que ocupaban todo su pensamiento la llevaron a actuar de forma anómala e irreflexiva, alterando sus capacidades cognoscitivas y su voluntad de forma grave".

 

Por ese motivo, sostiene que concurre la circunstancia atenuante de alteración física, pero la considera responsable de cinco delitos: tres de proposición para cometer asesinato, uno de tentativa de asesinato y otro de lesiones con instrumento peligroso.

 

Y además cree que se le debe agravar la pena en los dos últimos delitos, debido a que el día del asalto al coche iba disfrazada con pasamontañas, gorro y gafas negras para dificultar su identificación.

 

También pide que se le prohíba acercarse y comunicar con las víctimas durante 88 años.

 

A su cómplice, Ivan Trepiana le considera autor de un delito de proposición de cometer asesinato, de otro de tentativa de asesinato y de uno más de lesiones. Por ello, se enfrenta a una petición de 31 años y medio de prisión y de acercarse o comunicar con las víctimas durante 48 años.

 

Reclama además a los acusados que indemnicen a las víctimas con 56.100 euros.

Noticias relacionadas