Pide "comprensión y solidaridad" a los españoles para afrontar la crisis

Rajoy también zanja que no se flexibilizará el "déficit de las Comunidades".

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS)

 

   El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho que no pedirá paciencia ni confianza ciega a los españoles, pero sí comprensión a la necesidad de tomar las medidas "que a nadie gustan" para superar la crisis y solidaridad ante la necesidad de que todo el mundo se sacrifique.

 

   "Asumo que a los españoles les importan los resultados, el bienestar", ha dicho Rajoy durante el balance del año, tras asegurar que por ese motivo no les pedirá más paciencia ni confianza ya que los gobiernos se deben al escrutinio diario de lo que hacen.

 

   "Pero sí pido comprensión y solidaridad", ha señalado el jefe del Ejecutivo, para quien si España persevera en el camino tomado, demuestra su unidad y la hace valer como fortaleza, será más escuchada y tendrá más posibilidades de ser respetada en Europa y en el resto del mundo.

 

   Rajoy ha aseverado que ése es el camino del Gobierno, y se ha mostrado convencido de que si sigue avanzando por él, España saldrá "más pronto que tarde" de la crisis.  

 

   Además, el jefe del Ejecutivo ha confiado en que "el largo periodo de dificultades no nuble la visión de las fortalezas de un país" que cuenta con empresas punteras en sectores de futuro, saneadas y fuertemente internacionalizadas.

 

   "Necesitamos más que nunca creer en nosotros mismos y transmitir esa confianza a los demás", ha señalado Rajoy, para quien España está viendo frutos del progresivo desendeudamiento financiero de empresas y familias, ha ganado competitividad y exporta más que antes.

 

   A su parecer, ya se empiezan a reconocer los esfuerzos de España y se valora mejor al país. "Debemos seguir este camino y no distraernos", ha dicho, tras asegurar que cree en España y en su futuro y que su conducta se acomodará a lo que sirva mejor al interés general en cada momento.

 

CAMBIAR EL RUMBO

 

   Rajoy no ha sabido contestar qué medida ha sido la más difícil de tomar porque muchas no han sido fáciles, contravenían el programa electoral del Partido Popular y afectan a la vida de la gente.

 

   "Sería prácticamente imposible establecer una prioridad", ha dicho, decir, en cambio, que lo más importante que ha hecho ha sido cambiar el rumbo de la política económica y sentar las bases para el crecimiento futuro.

 

NO SE "FLEXIBILIZARÁ EL OBJETIVO DE DÉFICIT A LAS COMUNIDADES"

 

Por otro lado, Rajoy ha aclarado que el Gobierno no tiene "ninguna intención" de flexibilizar el objetivo de déficit de las comunidades autónomas, una reclamación de varias autonomías pero defendida especialmente por el consejero catalán de Economía, Andreu Mas-Colell.

 

   En la rueda de prensa ofrecida para hacer balance del año, Rajoy ha sido preguntado por esta exigencia de que el déficit autonómico no tenga que reducirse el año que viene al 0,7 por ciento, del 1,5 de 2012, especialmente si Bruselas facilita a España cumplir el objetivo de Estado.

 

   El presidenta ha subrayado que las administraciones no pueden seguir gastando más de lo que ingresan, porque "eso lleva inevitablemente a quebrar" y porque es un dinero "que hay que pedirlo" en los mercados, con los problemas que acarrea. "Tenemos que tomárnoslo en serio", ha añadido.