Phelps, Bolt, Ledecky, Djokovic, Neymar... ¿quién será el héroe de estos Juegos?

Los Juegos Olímpicos, la mayor cita deportiva del mundo, buscarán a partir de este viernes nuevos héroes y heroínas que añadir a su historia, papeles a los que en Río de Janeiro optan deportistas ya de sobra conocidos.

La ciudad brasileña podrá ver el deportista más laureado de la historia olímpico. Michel Phelps, el 'Tiburón de Baltimore', logró hace cuatro años en Londres superar el récord de medallas de la gimnasta rusa Larisa Latynina. Esta tenía 18 y el americano rebasó su marca y la puso en 22, tras conquistar seis preseas en 2012.

El estadounidense anunció su retirada tras aquellos Juegos, pero finalmente encontró la motivación para volver a saltar al agua y prepararse para aumentar su cosecha en Río. Ganador de 18 oros, más que nadie en la historia también, Phelps, de 31 años, nadará solo cuatro pruebas individuales en la piscina brasileña: 100 y 200 mariposa, 200 libre y 200 estilos.

Junto a él, con 12 años menos y en sus segundos Juegos Olímpicos, aparece la figura de su compatriota Katie Ledecki, dispuesta a ser la auténtica reina de la cita y de la piscina. La estadounidense ya ganó en Londres un oro (800 libres) con 15 años y ahora aspira a arrasar tras lo visto en su ciclo olímpico.

Ganadora de nueve títulos mundiales entre Barcelona 2013 y Kazán 2015, la joven nadadora americana, triple plusmarquista mundial, no nadará una gran cantidad de pruebas, pero es la gran favorita al oro en las cuatro que afrontará en Río de Janeiro: 200, 400, 800 y el relevo 4x200 libre.

La natación es uno de los deportes estrella de los Juegos como lo es el atletismo, 'terreno Usain Bolt' sin duda tanto en Pekín como en Londres. El atleta jamaicano afronta sus tercera cita olímpica con la misión de ser el primero en volver a ganar los 100, los 200 y el relevo 4x100 para engordar aún más su palmarés.

El velocista no ha fallado todavía y seis metales dorados relucen en su currículum olímpico. Hace cuatro años no pudo 'deslumbrar' como en 2008 porque no batió sus récords del mundo de 100 (9.58) y 200 (19.19), pero sí el del relevo (36.84), y en esta ocasión ha sufrido una inoportuna lesión que podría hacer soñar con sus rivales con ser el primero en batirle, aunque ya demostró en la Diamond League de Londres hace unas semanas que está a buen nivel.

Ese mismo objetivo, pero solo en los 100 metros, tratará de alcanzar su compatriota Shelley Ann-Fraser, que busca ser la primera en ganar tres medallas de oro consecutivas en la distancia, mientras que sin salir del tartán, el fondista británico Mo Farah buscará repetir el doblete 5.000-10.000 de Londres 2012.

DJOKOVIC BUSCA SU PRIMER ORO

El serbio Novak Djokovic también centrará la atención en el tenis. El de Belgrado, gran dominador del circuito en los últimos años, ha sufrido dos reveses en su periplo olímpico y no ha ganado la medalla de oro, sin ni siquiera poder llegar a la final. Rafa Nadal le apartó en Pekín 2008, donde se colgó el bronce, y Andy Murray en Londres 2012, donde no se llevó premio.

Con todo, el número uno del mundo es el gran favorito en Río de Janeiro donde espera lograr ese ansiado metal dorado que le permita unirse al selecto club que poseen el denominado 'Grand Slam Dorado' (los cuatro 'grandes' y el título olímpico). La dominadora del circuito femenino, en cambio, tendrá otro reto. Serena Williams ya ganó hace cuatro años el oro en individual y en dobles, junto con su hermana Venus, y quiere defender ambos títulos.

El fútbol no es quizás uno de los deportes que más pasiones levante, pese a que se jugará en uno de los países con más tradición futbolística. Sin embargo, Brasil, pentacampeona del mundo, no tiene el oro olímpico en su palmarés y espera lograrlo por fin bajo el calor de su afición y con el liderazgo de Neymar.

El delantero del FC Barcelona es sin duda la gran estrella que tendrá el fútbol, que en su versión olímpica es de categoría Sub-23. El azulgrana, de 24 años, optó por el torneo olímpico y no por la Copa América para ayudar a una 'canarinha' que ya perdió el oro en Los Angeles'84 (Francia), Seúl'88 (URSS) y hace cuatro años en Londres. Ahí ya estaba el atacante, que no pudo entonces ayudar en la final ante México y que quiere revancha para presumir junto a Leo Messi, campeón olímpico en Pekín con Argentina.

Los aficionados brasileños no podrá disfrutar de los mejores jugadores estadounidenses de la NBA. Después de acudir con casi todo su arsenal a conquistar el oro en Pekín y Londres, en dos recordadas finales ante España, en Río no estarán la gran parte de sus estrellas pero sí una de las que más brilla, el alero Kevin Durant (Golden State Warriors), campeón ya hace cuatro años.

El ciclismo en pista verá de nuevo las evoluciones de uno de sus mejores 'pistards', el británico Sir Bradley Wiggins, que en 2012, año que ganó el Tour de Francia, compitió en carretera y ganó el oro en la modalidad de contrarreloj. Con siete medallas olímpicas en su poder, seis en el velódromo, tiene las mismas que otro mito británico de la pista como el escocés Sir Chris Hoy, aunque este las tiene todas como 'pistard', y tratará de superarle para convertirse en el ciclista más laureado de su país.

Finalmente, en la gimnasia artística sobresalen dos nombres. El japonés Kohei Uchimura busca aumentar su cosecha olímpica, actualmente con cinco medallas olímpicas, pero solo un oro, mientras que en féminas aparece la figura de la joven estadounidense Simone Biles, de 19 años, triple campeona mundial del concurso general y que ansía pelear por el reinado del deporte femenino en Río.