Peter Sagan, arrollado por una moto a falta de 7 kilómetros para el final de etapa

El ciclista checo se levantó bastante magullado y con un enfado enorme -y comprensible-.

Con solo 7 kilómetros por delante para el final de la etapa de la Vuelta a España y bien colocado para luchar por la victoria final, Peter Sagan fue arrollado por una moto de la organización.

 

El gran ciclista checo se encontraba en el reducido pelotón que había resistido en cabeza a las dos subidas a la Cresta del Gallo y circulaba a toda velocidad por las calles de Murcia en busca de la meta. Sagan, ganador de una etapa en esta edición, quedó fuera de combate al ser tocado por una de las motos de la organización y dio con sus huesos en el suelo.

 

El corredor del equipo Tinkoff-Saxo dio primero un puñetazo al capó de un coche, después pidió explicaciones al culpable de su caída y la emprendió a patadas con la moto. Por último, propinó un puntapié a su propia bicicleta cuando le fue ofrecida para continuar la marcha. Sagan pudo terminar la etapa a pesar del incidente, aunque con un soberano -y comprensible- enfado.

Imagen de Sagan al levantarse de la caída sufrida en la recta final de la etapa de Murcia

Noticias relacionadas