Pescanova presentará en "unos diez días" el concurso, al que recurre para evitar "la indeseada liquidación"

Factoría de Pescanova
Registrará la solicitud de revocación de BDO como auditora porque "ha perdido la independencia" y se encuentra "en un conflicto de intereses"


VIGO, 8 (EUROPA PRESS)

Pescanova ha argumentado que recurre ya al concurso de acreedores, sin agotar el plazo de preconcurso, porque "mientras más se demorase la solicitud, mayor era el deterioro de su situación financiera y mayor era el riesgo de que el concurso concluyese con la indeseada liquidación de la sociedad".

En un comunicado de prensa, la multinacional gallega considera que "no había incentivo alguno" para agotar los tres meses de preconcurso, por lo que acudirá "en unos diez días, aproximadamente" a registrar la declaración de concurso de acreedores en el Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra. En su situación y "en aras de garantizar la continuidad empresarial", agrega, el consejo de administración tomó esta decisión la semana pasada.

"El plazo es el necesario para preparar la documentación prevista en la ley concursal, entre la que se encuentra el inventario de bienes y derechos de la compañía, con la estimación de su valor real actual, según dice la ley", apunta Pescanova, que asegura también que "en los próximos días" presentará en el mismo juzgado la solicitud de revocación del nombramiento del auditor BDO, "al estimar que existe justa causa para hacerlo".

La empresa se reafirma en su intención y señala que el 26 de febrero BDO presentó al comité de auditoría un informe y una carta de recomendación al consejo con "opinión preliminar limpia". Eso fue un día antes de la reunión para formular las cuentas anuales de 2012 y la auditora cambió el criterio "después de conocido el hecho relevante presentado por Pescanova el pasado 28 de febrero", en el que informaba de que no presentaba dichas cuentas. "La compañía entiende que existe jurisprudencia que puede fundamentar suficientemente la solicitud de revocación", señala.

Además, recrimina que el auditor dijo el 26 de febrero que no necesitaba más documentación significativa para, después del hecho relevante del 12 de marzo --en el que la empresa informaba de "discrepancias significativas" entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria--, solicitar nueva información.

"El auditor tuvo pleno acceso a toda la documentación contable, donde figuraba toda la deuda bancaria de la sociedad", que era "también conocida" por BDO "a través de la conciliación que había realizado con la documentación proporcionada por la banca y por la información pública existente en el Cirbe --central de información de riesgos-- del Banco de España".

Por todo ello, Pescanova considera que BDO "ha perdido la independencia exigible al auditor y que se encuentra en un conflicto de intereses al querer defender su actuación profesional y su responsabilidad" frente a la empresa. Ahora, ha reiterado la multinacional, se va a contratar con carácter inmediato un forensic realizado "por una de las cuatro grandes firmas mundiales de auditoría".

"ESCASAS" POSIBILIDADES DE ACUERDO

Sobre su situación, recuerda que presentó el preconcurso el pasado 1 de marzo, "con la finalidad de intentar alcanzar un acuerdo de refinanciación con sus acreedores" en los tres meses que se otorgan para ello y "evitar la solicitud de concurso".

No obstante, un mes después, Pescanova "ha llegado al convencimiento" de que las posibilidades de llegar a un acuerdo de refinanciación dentro del plazo establecido "eran muy escasas", dado "el gran número de entidades acreedoras del grupo" y la "diversidad de sus circunstancias". Asimismo, ha concluido que la propia situación preconcursal "estaba provocando un deterioro patrimonial y financiero de la sociedad y de su grupo".

La multinacional gallega sostiene que este deterioro "se mitigaría" con la declaración de concurso de acreedores, porque la ley concursal "establece importantes mecanismos de protección de la integridad de la masa de concurso", entre los que cita la suspensión de la exigibilidad de los créditos, la prohibición de ejecuciones, la suspensión de declarativos o el cese del devengo de intereses.

También fomenta la continuidad de la actividad, agrega Pescanova, que destaca que este tratamiento no es aplicable en la situación preconcursal.

DETERIORO POR TARDANZA EN EL CONCURSO

Así, la compañía con sede en Chapela ha indicado que "todos los estudios económicos y jurídicos" concluyen que "una de las principales causas de que la mayoría de procedimientos concursales" terminen con la "indeseada liquidación" es que la situación financiera estaba "ya muy deteriorada al iniciarse el concurso". Otra de las conclusiones es que este deterioro "era achacable a la tardía solicitud del concurso".

"Hay, en consecuencia, una correlación directa entre el retraso en la solicitud del concurso, el mayor deterioro patrimonial y financiero de la sociedad y la mayor probabilidad de la liquidación, frente a la alternativa de continuidad de la sociedad mediante convenio con sus acreedores", argumenta la empresa para justificar su decisión.

Por este motivo y con el fin "en aras de garantizar la continuidad empresarial de Pescanova", el consejo de administración acordó el pasado jueves solicitar en el plazo más breve posible la declaración de concurso voluntario de acreedores, además de trabajar en una propuesta de convenio que "garantice" la salvaguarda de los derechos e intereses de los trabajadores, acreedores y accionistas y la gestión continuada de la empresa.