Permanece cortada al tráfico la N-611 en Aguilar y San Glorio (N-621) en León

Foto: Europa Press

La nieve acumulada y las placas de hielo mantienen cortadas al tráfico 33 carreteras a su paso por Castilla y León, entre ellas la N-611 en Aguilar (Palencia) y San Glorio (N-621) en León, mientras que se necesitan cadenas para circular por otras 21 vías, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

 En concreto, en estos momentos las placas de hielo mantienen intransitable la CP-003 en Candelario, en Salamanca, y la SG-V-7212 en Navas de Riofrío, en Segovia.

 

Además, en la provincia de León están cortados por nieve los altos de San Glorio, La Mazorra, Foncebadón, Fonte da Coba, Leitariegos, El Portelo, Tarna, Vegarada y la LE-473 en La Pola de Gordón, LE-497 en Caboalles de Abajo, LE-491 en San Emiliano, LE-481 en Villafeliz de Babia y LE-215 en Boca de Huérgano.

 

Del mismo modo, en Burgos la nieve mantiene cortados al tráfico los puertos de Lunada, La Sía, Estacas de Trueba y Masa y la N-623 y N-627 en San Martín de Ubierna, BU-627 en Villadiego, BU-621 en Humada, BU-601 en Montorio, BU-704 en Villalomez, BU-504 en Zangandez y BU-553 en Criales.

 

Por su parte, en Palencia sigue cerrada al tráfico la N-611 en Aguilar de Campoo y la CL-627 en Cervera de Pisuerga y Areños y CL-626 en Santibáñez de la Peña.