Peñafiel: "España no es monárquica, España es juancarlista y ya no existe don Juan Carlos"

Entrevista al periodista que cambió el reportaje de guerra por prensa del corazón.

¿Qué le llego antes su vocación por el Derecho o por el Periodismo?

Siempre el periodismo, siempre, lo del Derecho era una imposición familiar de aquella época porque mi abuelo era magistrado y le hubiera gustado que su nieto hubiera seguido la carrera.

 

No sabe mucha gente que usted fue reportero de guerra. ¿Qué recuerda de aquella época?

Bueno, han pasado muchísimos años, yo solamente estuve en la guerra de Vietnam, en la Guerra de los 6 días y en la guerra de Marruecos. Era una nueva etapa, yo soy un periodista todo terreno y en cada etapa de mi vida profesional he cubierto una parte de esa vida profesional y me encuentro muy satisfecho. Fue una buena experiencia.

 

¿Cuál es su visión de la guerra de Vietnam?

En las guerras, los periodistas no somos soldados, por ejemplo en la guerra de Irán los periodistas vamos dentro de la zona de batalla pero dentro de la compañía americana; peligro no tenía ninguno, era incómodo, era curioso y para un periodista era un momento fantástico, una experiencia que nunca se olvida, pero momento de peligro no, es decir, no me gusta magnificar porque no lo es.

 

Estuvo en la Guerra de los 6 días, ¿Qué solución tiene los conflictos de Oriente Medio?

Fue un momento apasionante, yo me encontraba cubriendo la boda de la hoy Reina de Dinamarca, cuando estalla la Guerra de los 6 días, entonces me trasladé a Israel; y si que fue apasionante una guerra tan rápida y con tantos significados de todo tipo, para mí fue una magnífica experiencia y un magnífico recuerdo, después he vuelto muchas veces tanto a una zona como a otra porque le tengo una enorme simpatía al pueblo israelí.

 

Conflictos en Oriente Medio ha habido siempre, se decidió que un pueblo como es el pueblo judío regresara a sus orígenes ocupando una zona que pertenecía a otro pueblo y eso ha sido conflicto permanente entre unos y otros. Yo en ese aspecto tengo un sentimiento muy a favor de los judíos y de los israelíes, pero también me apena el pueblo palestino que está sufriendo muchísimo a causa de este conflicto permanente que no hay manera de arreglar ni se arreglará nunca.

 

En este sentido, ¿cómo cree que va a evolucionar el fenómeno del Estado islámico?

No se va a arreglar nunca el conflicto que hay actualmente, no hace mucho el Papa reunió a dos líderes tanto de Palestina como de la comunidad judía en el Vaticano y no se arregló nada, en la época de Hussein que también quiso reunir a estos dos pueblos en permanente guerra tampoco lo consiguió, y como unos no se van y los otros se quedan pues el tema es eterno.

 

También es para recordar su viaje de costa a costa en EE.UU, ¿qué aprendió de ese país?

En aquella época, un gran escritor francés, Raymond Cartier publicó el libro las 50 Américas, entonces yo decidí hacer una gran serie periodística sobre los 50 estados americanos. En coche recorrí durante 6 meses todos los estados americanos de costa a costa, incluso me permití el lujo de entrar en Méjico, entré por la costa del Pacífico y salí por la costa del Atlántico, entonces descubrí un país como Estados Unidos, que no es Nueva York, ni es Washington, ni Chicago, ni es California, si no el Estados Unidos profundo que es fantástico.

 

En 1966, creo recordar que pasó a trabajar para la revista HOLA, ¿fue un cambio brutal?

Más que cambio digamos que fue entrar en una especialización, yo hasta entonces había sido redactor enviado especial de la agencia Europa Press, en una agencia se hace de todo, quizás la mejor escuela de periodismo está en las agencias; al entrar en una revista especializada en temas reales como es la revista Hola, y empecé a acceder en las coordenadas en las que se movía la información, fue bueno en cuanto que hice también un gran periodismo, cubrí más de 50 bodas reales y  entrevistas desde el príncipe de Mónaco, el rey Hussein, el rey Gustavo de Suecia, el príncipe Felipe de Edimburgo y para mí fue muy bueno,  fui  durante 22 años redactor jefe de esa revista y ahí están mis portadas y ahí están mis temas, un gran periodismo.

 

¿Qué etapa le llamo más la atención, la primera o la segunda?

Como he dicho antes, soy un periodista todoterreno, un periodista vale lo que vale por los reportajes y la información, yo no vivo de los recuerdos ni mucho menos y sé lo que hice y ahí están en las hemerotecas, habrá cosas que no me gustaría que figuraran, pero las asumo según mi etapa. Mi etapa de periodista radical se desarrolló en el franquismo puro y duro, la asumo no como otros, les hice entrevistas a Franco, doña Carmen, la boda de su nieta Carmen Martínez Bordiú, era el jefe del Estado y yo cubría información del Jefe del Estado, y lo asumo, había cosas que a lo mejor leídas hoy puedan chocar, pero ahí están en las hemerotecas y las asumo.

 

¿Existe la prensa del corazón? En caso afirmativo, ¿cómo la definiría?

Yo no sé lo que es la prensa del corazón, lo mismo que tampoco sé lo que es el periodismo basura, yo he trabajado en TV durante años, es información, hay información de opinión y hay información de evasión, digamos que esa prensa que se denomina del corazón es simplemente periodismo de evasión, anteriormente en la agencia hice periodismo de opinión.

 

¿Consumimos la TV que merecemos, la que queremos o la que nos dan?

Este país es un país vulgar, con una sociedad vulgar y todo va conforme a lo que a este país le gusta. Creo que hay programas a los que la gente critica, en los que yo he trabajado y tengo contrato vigente, que es un programa que está muy bien al estilo de lo que es, puro entretenimiento, y la TV está para informar, para entretener y para divertir, hay programas que entretienen y divierten que es para lo que está la TV, por eso el éxito de un programa está en su audiencia, y la audiencia no es tonta, elige lo que le gusta y por tanto ese programa se merece todo el respeto, no porque yo haya trabajado en el y sigo dependiendo de él hasta el mes de julio del año que viene, pero yo estoy orgulloso también de haber estado en TV con cierta dignidad.

 

¿Piensa que hay una burbuja excesiva de programas del corazón?

No, no creo que haya muchos, son empresas privadas y empresas públicas, como la TVE que es diferente, pueden montar sus escaletas como ellas quieran y con respecto a pensar simplemente en la audiencia, pero no hay ni mucho ni poco, hay lo que hay, la que no tiene éxito desaparece y la que tiene éxito permanece y continúa.

 

¿Cuál es la tele basura?

No sé lo que es la tele basura ni mucho menos, la TV es la TV de evasión y la TV de opinión. La tele basura no sé lo que es, no hay nada que le interese más  al ser humano que los problemas del ser humano, si hay personas que tienen problemas de paro, de soledad y en esos programas encuentran una evasión bienvenido sea.

 

¿La TV del corazón refleja la realidad social de España o cumple otras funciones?

España es un país con una democracia y con una libertad de expresión total, puede que haya autocensura pero eso depende de cada uno, España en ese aspecto es muy cortesano, en España se puede expresar y se puede escribir lo que uno desee siempre con un límite de respeto por los demás y las televisiones lo cumplen perfectamente.

 

¿De qué sirve una monarquía en el siglo XXI?

La monarquía es un sistema medieval que ha llegado al siglo XXI como ha llegado, yo no digo que sea democrática, porque no lo es, tiene su carácter hereditario, pero en cualquier monarquía pienso que el Rey es el jefe del Estado, es para mí lo que es actualmente el rey de España. También para mí la monarquía como tal ha terminado con don Juan Carlos, también a siempre por un motivo muy claro, España es una Monarquía sin monárquico con millones de Juancarlistas y si de ronto desaparece la persona te quedas huérfano, entonces lo que hay que respetar es al jefe del Estado, que es lo que es y será para mí siempre don Felipe, el jefe del Estado

 

¿Los españoles somos monárquicos o nos da miedo una República?

No, miedo no da, no pasaría nada, es decir la República es el sistema más democrático del mundo, ya lo dice, viene del latín cosa pública, el concepto que tiene la República en España es un poco absurdo porque parece ser que la gente se acuerda del frente popular del año 31, 32, 33 y las  repúblicas son democráticas en países como Francia, como Alemania, que son magníficas repúblicas, pero repito España no es monárquica, España es Juancarlista y ya no existe don Juan Carlos, pues ahora España es lo que hay, pero vamos que si hubiera una República tampoco pasaría nada.

 

¿Una España de 17 autonomías es viable?

España es un estado federal, pero no se ha reconocido, el estado federal es fantástico, Alemania es un estado federal, Suiza es un estado federal, casi todos los países europeos son estados federales, y en España lo que hay son autonomías y es un estado federal y eso les parece muy bien.

 

¿Qué futuro le augura a Podemos?

Eso responde a una cosa que yo he analizado mucho, en España hay 5 millones de personas sin trabajo, algunos con familias y con hijos a su cargo, son gente muy descontenta, si yo estuviera en esa situación miraría con cierta esperanza a Podemos, pero Podemos no va a más, yo creo que es la mosca cojonera de la política española y que tiene sus ideas, demagogia pura, pero con un fondo que a muchos les puede interesar, todos aquellos que tienen problemas de trabajo, porque hoy por hoy sigue habiendo en España una tasa de paro por encima del 25% y eso no es de recibo ni es decente, ni es asumible.

 

Muy bueno su artículo de la semana pasada en El Mundo. ¿Quién es la consorte Leticia?

Leticia no es la reina, ni mucho menos, la monarquía española, en la jefatura del Estado español hay un jefe del Estado, un Rey, y Leticia como hace doña Sofía simplemente es la consorte del rey, como ha dicho la propia doña Sofía «yo soy quien soy porque estoy casada con el Rey don Juan Carlos, mi status es consorte del Rey, y si yo no estuviera casada con el rey sería simplemente princesa de Grecia»; y Leticia ídem de lo mismo, ella es la consorte de Felipe y nada más, entonces hay que dejarse de pamplinas y de hablar de una manera poco exacta, Felipe y su consorte, el Jefe de Estado y su consorte y nada más, y yo lo dije con mucho respeto el domingo en una carta muy sincera, yo soy un hombre leal que digo lo que hay que decir con respeto, no soy un cortesano que dice lo que les gusta a los demás oír y por lo tanto yo asumo lo que digo siempre, le guste o no le guste a la persona o al protagonista, que no le ha gustado a la consorte Leticia, ese es su problema no mío.

 

¿Cómo definiría su relación con ella?

Yo no tengo ninguna relación, ella cuando tuvo una discusión conmigo dijo que sería bueno que no nos viéramos más y no nos hemos visto, pero yo no tengo ningún interés, hay periodistas que son muy cortesanos y que les gusta mucho, yo no, para mí su marido es el jefe del Estado y lo respeto y punto, pero para mí no me afecta para nada, lo que sí que le exijo es que ella asuma su papel con menos protagonismo, porque ella no es la protagonista ni mucho menos, tiene su personalidad lo cual es fantástico, a mi me parece muy bien que tenga su carácter que lo ha demostrado, pero que sepa controlar y no saque los pies del plato.

 

¿La consorte Leticia ayudará a la Monarquía o acabará por destruirla?

Ese es su problema, ella puede hacerle mucho daño a la Monarquía, pero ella que se mantenga simplemente en el papel de consorte como ha sido doña Sofía, que ha sido una magnífica reina, profesional como decía el rey, y que siempre su vida a sido la vida de don Juan Carlos y punto y no hay más, no me preocupa el tema. Ahora cuando me preguntan si me gusta Leticia, pues no, no me gusta.

 

En su opinión, ¿cuál es la relación actual entre la Reina Sofía y don Juan Carlos?

Ninguna, cuando un periódico italiano, República, dijo que los reyes iban a divorciarse, me dije «estos no tienen ni puñetera idea», los reyes están separados de hecho desde hace más de 40 años, simplemente con la abdicación se ha finalizado esa relación oficial e institucional, por lo tanto se han liberado ya los dos, don Juan Carlos ya no tiene por qué soportar a una persona a la que no ama y doña Sofía no tiene por qué hacer profesionalmente un papel que no le gusta, ellos se han liberado, no es necesario divorciarse y ocurrirá como ocurrió con el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia que cuando el rey abdicó y se marchó se acabó lo que se daba.

 

¿Si volviera a empezar de cero haría algo de manera diferente?

No, haría exactamente lo que he hecho, yo asumo, soy una persona que parezco visceral, pero soy una persona que piensa, tengo mi formación, entonces mis errores los asumo, como nos lo voy a asumir, pero haría exactamente igual todo lo que he hecho.  De que me encuentro orgulloso, pues por ejemplo, de algo que no me has preguntado, yo hace unos años fui minero, en las minas de León, y eso es de algo de lo que me siento muy orgulloso.

 

Muchos escritores tienen manías a la hora de trabajar ¿Es su caso?

Yo soy muy disciplinado dentro que soy muy anárquico, desde el momento que firmo un contrato, ahora tengo que terminar para noviembre un libro y m planifico muy bien mi trabajo,  eso de que dicen algunos es que no estoy inspirado, la inspiración la coge uno trabajando, yo digo tengo que escribir tantas páginas, tantos días, soy disciplinado me levanto a las 7, trabajo hasta que no puedo más y punto, tengo mi sistema de trabajo diferente porque no domino las técnicas modernas, escribo a mano luego en una cinta grabo lo que he escrito y luego la editorial busca un técnico que lo saca. He escrito 17 libros creo, me gusta escribir como me gusta leer, yo soy un apasionado de la lectura, a pesar de todo el trabajo que tengo me suelo leer un libro todas las semanas, duermo poco, como menos, en ese aspecto soy muy anárquico, yo como cada 24 horas un solo plato, ando todos los días 7 km, leo mucho, escribo mucho, veo muy poca TV, poquísima, y esa es mi vida, me gusta el campo, me gustan los caballos y me gusta la vida, soy muy vital y estoy muy enamorado.

 

¿Algún consejo para los jóvenes que deseen dedicarse a la literatura o al periodismo?

En eso no se pueden dar consejos, a mi a veces me preguntan , primero porque intentar ser periodista es muy complicado, hay mucho paro en esa profesión, es muy dura, hay que empezar desde abajo, yo aconsejaría que se empiece desde las agencias, todo el mundo quiere ser o columnista o enviado especial y eso a veces es muy duro, es una profesión de mucho sacrificio y hay que amarla por encima de todas las cosas, y procurar no ser vanidoso  porque como te digo el éxito, es el último reportaje, la última entrevista o la última comparecencia o tertulia que hayas hecho y punto, cuando dejas de escribir al día siguiente ya no existes.

José Juan Peñafiel Núñez, nacido en granada el 13 de junio de 1932, es un reconocido periodista español licenciado en derecho por la Universidad de Granada y licenciado en periodismo en la Universidad de Navarra. Comenzó su trabajo en Europa Press, cubriendo el viaje de Pablo VI a tierra santa y cubriendo guerras como la de Vietnam y la Guerra de los Seis Días. En 1966 comenzó a trabajar en la revista ¡Hola!, donde cambio de reportaje de guerra a la llamada prensa del corazón, por lo que se le conoce actualmente.