Películas con valores para fomentar la tolerancia entre los jóvenes

Foto: THINKSTOCK

Educar en valores no es una tarea sencilla ni que se consiga de un día para otro. Como cualquier aspecto que tenga que ver con la educación de los jóvenes, se trata de una carrera de fondo en la que no podemos bajar la guardia, especialmente en la adolescencia, cuando los chicos pasan esa difícil época de encontrarse a sí mismos y, por el camino, ponen en duda todo lo que habían creído hasta ahora

En el Día Internacional para la Tolerancia, que las Naciones Unidas celebran cada 16 de noviembre, recordamos algunas películas con valores que es bueno recordar a los jóvenes, comenzando por el respeto y la tolerancia hacia los demás, tan necesarios hoy en día.

 

Los adolescentes ya tienen una madurez que les permite 'enfrentarse' a películas más reales y, en algunas ocasiones, duras. La selección de cine cambia con la edad y ahora traemos varias películas ganadoras de prestigiosos premios por las increíbles historias que cuentan y los importantes valores que transmiten.

 

Día Internacional para la Tolerancia

 

La tolerancia es "el cimiento más firme de la paz y la reconciliación", tal y como la describen desde la Naciones Unidas, que aseguran que este valor "nunca ha tenido tanta importancia como en esta época, en la que vivimos cambios vertiginosos". Así lo resalta también el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, en su mensaje de este año en el que llama a todos a fomentar la tolerancia "promoviendo la comprensión y el respeto entre todas las culturas, desde los parlamentos a los patios de recreo en las escuelas".

 

"La tolerancia es algo que debe aprenderse desde la infancia y que tienen que amparar los Estados, lo que contribuiría a un mundo más justo, sin violencia y sin discriminación", recuerdan.

 

El Día de la Tolerancia se instauró el 16 de noviembre de 1995 a través de laDeclaración de Principios sobre la Tolerancia, por el que los países se comprometieron a reconocer la tolerancia como vía para, al mismo tiempo, reconocer los derechos humanos universales y la diversidad de los pueblos. "Un año después, la Asamblea General invitó a los Estados Miembros a que cada año, en esa misma fecha, se observara el Día Internacional para la Tolerancia con actividades dirigidas tanto a los centros de enseñanza como al público en general", recuerda la organización internacional.

 

En el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005 "los Jefes de Estado y de Gobierno reafirman su compromiso de fomentar el bienestar, la libertad y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos", concluyen.

 

PELÍCULAS DE VALORES PARA ADOLESCENTES

 

El club de los poetas muertos (1989)

 

 

Todo un clásico de la pedagogía. La película se ha hecho famosísima por, entre otras cosas, mostrar magistralmente la figura de un profesor -encarnado por Robin Williams-, quien es capaz de ilusionar a sus alumnos a través de la literatura y el poder que posee más allá de las meras palabras. Una emotiva inyección de motivación e inspiración para todo educador, tal y como recuerdan en la Revista de la Universidad Internacional de La Rioja.

 

El mayordomo (2013)

 

Cecil Gaines (Forest Whitaker) fue mayordomo jefe de la Casa Blanca durante el mandato de ocho presidentes (1952-1986), lo que le permitió ser testigo directo de la historia política y racial de los Estados Unidos. Un viaje que hacemos con él en la película y mediante el cual aprendemos importantes lecciones.

 

La Ola (2008)

 

Para reflexionar sobre los peligros de la intolerancia y cómo es posible que se creen círculos muy cerrados muy cerca de nosotros. En Alemania, durante la semana de proyectos, al profesor de instituto Rainer Wenger (Jürgen Vogel) se le ocurre hacer un experimento para explicar a sus alumnos el funcionamiento de un régimen totalitario. En apenas unos días, lo que parecía una prueba inócua basada en la disciplina y el sentimiento de comunidad va derivando hacia una situación sobre la que el profesor pierde todo control.

 

La lista de Schindler (1993)

 

Una película imprescindible que, además, está basada en hechos reales: Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Oskar Schindler (Liam Neeson), un hombre de enorme astucia y talento para las relaciones públicas, organiza un ambicioso plan para ganarse la simpatía de los nazis. Después de la invasión de Polonia por los alemanes (1939), consigue, gracias a sus relaciones con los nazis, la propiedad de una fábrica de Cracovia. Allí emplea a cientos de operarios judíos, cuya explotación le hace prosperar rápidamente. Su gerente (Ben Kingsley), también judío, es el verdadero director en la sombra, pues Schindler carece completamente de conocimientos para dirigir una empresa.

 

Los chicos del coro (2004)

 

Otra película imprescindible que emocionó a miles de personas en todo el mundo y que nos viene a contar cómo todo el mundo merece una oportunidad. En 1948 Clément Mathieu, profesor de música desempleado, acepta un puesto como profesor vigilante en un internado de reeducación de menores. El sistema represivo aplicado por el director conmociona a Mathieu. Enseñándoles música y canto coral a estos niños tan difíciles, Mathieu transformará sus vidas cotidianas.

 

El color púrpura (1985)

 

Para reflexionar sobre la violencia de género. Principios del siglo XX. Narra la historia de Celie, una adolescente negra de catorce años que está embarazada de su propio padre, un hombre despótico y cruel. A partir de entonces su vida estará llena de dolor y humillaciones.

 

Te doy mis ojos (2003)

 

Sobre la misma temática: la violencia de género, algo contra lo que se debe luchar desde todos los sectores de la sociedad. Sinopsis: Una noche de invierno, Pilar sale huyendo de su casa. Lleva consigo apenas cuatro cosas y a su hijo Juan. Escapa de Antonio, un marido que la maltrata y con el que lleva 9 años casada. Antonio no tarda en ir a buscarla. Pilar es su sol, dice, y además, "le ha dado sus ojos".

 

Hotel Rwanda (2004)

 

1994, guerra civil de Ruanda. Los odios ancestrales entre los hutu (la etnia dominante) y los tutsi provocan el asesinato del presidente del país, disturbios en las calles y, finalmente, una terrible matanza de los tutsi. Paul, que es hutu, trabaja como gerente de un hotel de lujo de Kigali y, cuando empiezan los disturbios, decide que el mejor refugio es precisamente el hotel. Y hacia allí organiza una huida desesperada acompañado no sólo de su familia, sino también de sus vecinos tutsi. Basada en hechos reales.

 

Crash (2006)

 

Varias historias entrecruzadas sobre racismo, tolerancia y solidaridad. El descubrimiento en una cuneta del cuerpo de un hombre brutalmente asesinado hará que las vidas de varias personas se entrecrucen en Los Ángeles. Un policía veterano y racista, su compañero novato e idealista, la esposa del fiscal del distrito, un tendero iraní, un acaudalado matrimonio negro... Entre estos personajes surgirán tensiones raciales, religiosas y sociales que ilustran la caótica vida de los habitantes de Los Ángeles.

 

American History X (1998)

 

Derek (Edward Norton), un joven "skin head" californiano de ideología neonazi, fue encarcelado por asesinar a un negro que pretendía robarle su furgoneta. Cuando sale de prisión y regresa a su barrio dispuesto a alejarse del mundo de la violencia, se encuentra con que su hermano pequeño (Edward Furlong), para quien Derek es el modelo a seguir, sigue el mismo camino que a él lo condujo a la cárcel.