Pedrosa quiere distanciar en su circuito favorito al maltrecho Lorenzo

La octava 'batalla' de la temporada en el Mundial de MotoGP se anticipa claramente desequilibrada del lado de Dani Pedrosa (Repsol Honda), que persigue su cuarto triunfo seguido en el Gran Premio de Alemania, frente a Jorge Lorenzo (Yamaha), que volverá a competir maltrecho de su clavícula, aunque decidido a volver a asombrar igual que en el circuito holandés de Assen.



MADRID, 11 (EUROPA PRESS)



En la categoría de Moto3, Luis Salom (KTM) y Maverick Viñales (KTM), separados por diez puntos en la clasificación, volverán a reeditar el intenso duelo que están protagonizando esta temporada, mientras que Pol Espargaró (Kalex) aspira a seguir recortando la distancia con Scott Redding (Kalex) en Moto2.

El estado físico de Lorenzo centra todas las miradas en MotoGP. El piloto balear vivió un fin de semana de locura en el Gran Premio de Holanda, donde se fracturó la clavícula izquierda el viernes, viajó para operarse en Barcelona y retornó para disputar la carrera ante la sorpresa generalizada de todo el Mundial.

Pese a su evidente merma física, el vigente campeón mundial logró finalizar quinto, solo un puesto por detrás de Pedrosa. Por primera vez en 25 carreras -desde Valencia 2011- ninguno de los dos se subía al podio de la categoría reina, pero la victoria moral correspondía claramente al balear, que solo cedía dos puntos.

Lorenzo ha tenido dos semanas para recuperarse, pero él mismo ha admitido que no se encuentra "al cien por cien" para competir en Sachsenring, circuito que mantiene un idilio con su máximo adversario. Pedrosa acumula seis victorias en el trazado alemán, cuatro en MotoGP y dos en la categoría intermedia, racha que quiere estirar su liderato mundialista, cifrado en nueve puntos.

Por detrás, los respectivos compañeros de equipos desean meterse en la pelea entre sus 'jefes', especialmente Valentino Rossi (Yamaha), que en Assen reverdeció viejos laureles subiendo al primer cajón del podio para romper una racha de 44 carreras sin conseguir la victoria. Justo por detrás del italiano concluyó Marc Márquez (Repsol Honda), quien parece haber recuperado las buenas sensaciones y al que solo separan 23 puntos de Pedrosa.

OTRA BATALLA ENTRE SALOM Y VIÑALES

En Moto3, todo parece igualmente preparado para un duelo entre dos españoles que están inyectando emoción al campeonato, Luis Salom y Maverick Viñales, ambos subidos al podio en las siete primeras carreras del año. Es la primera vez desde Kazuto Sakata, en 1993, que algún piloto abre la temporada con siete podios consecutivos en la pequeña cilindrada.

Los 10 puntos de ventaja que posee Salom y su racha de resultados, con tres victorias consecutivas en las últimas citas, le conceden un crédito adicional sobre su adversario. De imponerse también este fin de semana, el mallorquín se convertiría en el primer piloto que gana cuatro veces consecutivas en la cilindrada más pequeña desde Marc Márquez en 2010.

Viñales, que no saborea la victoria desde hace dos meses en Francia, quiere acabar con el buen momento de su rival y afrontar el parón veraniego con la calma de haber recuperado el terreno perdido. Dentro del férreo dominio español en la categoría, el trío de aspirantes los completa Álex Rins (Estrella Galicia 0'0), que solo se ha bajado del podio en una carrera este año.

Por último, en la categoría intermedia Moto2 otro piloto español está progresando rápidamente hacia el liderato del Mundial. Pol Espargaró, con sus victorias consecutivas en Montmeló y Assen, ha revitalizado sus posibilidades de título al recortar 17 puntos en estas dos citas a Redding.

Sin embargo, el británico aún mantiene una renta de 30 puntos en una pelea donde también luchan por meterse Esteve Rabat (Kalex), Mika Kallio (Kalex) o Nico Terol (Suter), que necesita reaccionar tras dos carreras sin sumar puntos.