Pedro Sánchez ofrece "mano tendida" a la sociedad catalana, "frente al secesionismo"

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a mandar este miércoles un mensaje de "confianza" a toda la sociedad ante la crisis en Cataluña y, en concreto, se ha dirigido a los catalanes para ofrecerles su "mano tendida".

En una declaración en Ferraz, el líder de los socialistas ha vuelto a condenar la actuación de aquella "parte del Parlamento catalán" que está "dispuesta a situar a Cataluña fuera de la legalidad" y a "dividir por identidades a una sociedad abierta y profundamente plural".

Frente a ellos, Sánchez ha reivindicado que lo que "une a todos" los españoles es "la igualdad" y ha insistido en su mensaje de confianza a los españoles y en particular a los catalanes.

Confianza, ha dicho, en la democracia, que el secretario general ha asegurado que defenderá "con la ley en la mano, con firmeza y también con proporcionalidad", como ha demostrado ya apoyando al recurso que ha presentado el Gobierno contra la resolución independentista en el Tribunal Constitucional.

Y también en la política, porque el líder del PSOE está convencido de que la solución a esta crisis pasa por ahí. Por eso, "frente al secesionismo", ha ofrecido a la sociedad catalana su "mano tendido" para que "todos unidos" y sobre la base de la igualdad y la solidaridad, reafirmen la convivencia y la concordia, "construyendo un futuro para la mayoría de catalanes y españoles".

Así se ha pronunciado el candidato a la Presidencia del Gobierno tras reunirse en Ferraz con algunos miembros del equipo de expertos con el que ha elaborado su programa electoral, a la que han asistido Jordi Sevilla, Ángel Gabilondo, Silvina Bacigalupo, Sami Näir, Gabriela Bravo, Patxi López, Irene Lozano, Gregorio Cámara, Teresa Ribera, Maurici Lucena, Meritxell Batet, Magdalena Valerio y Rafael Bengoa. No han estado Victoria Camps, Ángel Ubide ni Luz Rodríguez.

Esta tarde recibirá también en la sede de su partido a los presidentes autonómicos del PSOE, una cita en la que también estará el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

"ESPAÑA PUEDE Y DEBE CAMBIAR"

En nombre de todo el PSOE, Sánchez ha recalcado que los socialistas están convencidos de que "España debe y puede cambiar para fortalecer la convivencia ciudadana, todos unidos, respetando la ley y abriendo el espacio para el diálogo y la política que ha sido cerrado durante estos últimos cuatro años".

El candidato ha insistido en que España no necesita "soluciones cortas y miopes", sino "luces largas" porque lo que está en juego es "el presente y el futuro de varias generaciones", y ha criticado la actitud y las políticas de los Gobiernos central y catalán durante estos últimos cuatro años.

En concreto, ha subrayado que los problemas de los ciudadanos son los mismos en Cataluña que en el resto de España y ha criticado al president en funciones, Artur Mas, por decir que las preocupaciones de los catalanes acabarían fuera de España.

"Todo mentira", ha remachado, para después subrayar que "la precariedad y la desigualdad" que sufren son "consecuencia de la reforma laboral y los recortes del Estado del bienestar" que ha apadrinado el Gobierno de Rajoy y el de Mas ha apoyado.

"LOS RECORTES NO TIENEN IDENTIDAD, SINO IDEOLOGÍA"

"La reforma laboral y los recortes no tienen identidad, sino ideología, que es la de la derecha", ha subrayado, para después defender que "el único partido capaz de poner fin a esa derecha es el PSOE" el próximo 20 de diciembre.

Por eso, ha animado a todos los españoles a "leer" el programa electoral del PSOE, "un contrato con los ciudadanos" en el que ofrecen respuestas a los "grandes desafíos" que atraviesa el país: la falta de oportunidades, la desigualdad, la pérdida de confianza en las instituciones y la convivencia "puesta en riesgo por el secesionismo".

Sánchez ha explicado que el PSOE responde a estos retos con propuestas "progresistas y realistas", que están cuantificadas porque los socialistas quieren que sea "posible" ponerlas en marcha. Ellos, ha dicho, no se "pelean con la realidad, sino que aspiran a transformarla".

"Cada línea de nuestra oferta está escrita sabiendo que nuestra responsabilidad es cumplir", ha remachado, garantizando que si tienen la confianza mayoritaría de los ciudadanos, a los socialistas no les faltará "voluntad para llevar a cabo" sus propuestas de reforma. "No nos faltan ganas de gobernar España", ha recalcado.

El programa será aprobado este fin de semana en una conferencia política en la que los socialistas estarán acompañados por el presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, y el primer ministro francés, Manuel Valls.