Pedro Muñoz reivindica un marco normativo para la inversión de los Ayuntamientos

El diputado socialista Pedro Muñoz ha asegurado en nota de prensa que desde el PP se está desmantelando el Gobierno local para convertirlo en una administración tutelada y dirigida de forma centralizada”.

El Diputado nacional del PSOE por Ávila ha informado de que el Grupo Socialista acaba de defender una proposición de ley para el impulso a la inversión sostenible de las entidades locales con el objetivo de se establezca un marco estable para que las administraciones locales puedan planificar las inversiones, dándole un marco normativo "para que los ayuntamientos puedan actuar con programación y libertad, si lo que de verdad se quiere es que las inversiones no sean improvisadas a última hora”.

 

Para Muñoz, “la normativa afectaría de manera positiva a Ávila, donde se contabilizan 248 municipios, de los que más de la mitad apenas tienen unos cientos de habitantes y únicamente la capital supera la cifra de 20.000". “El municipio es la administración más próxima a la sociedad civil y cualquier atentado al ayuntamiento es un atentado a los ciudadanos”, dice Pedro Muñoz.

 

El socialista no duda en afirmar que “los constantes añadidos y parches del PP han provocado un galimatías normativo que, desde hace tres años, pretende desmantelar el Gobierno Local para convertirla en una administración tutelada y dirigida de forma centralizada por el Gobierno”, y cuestiona si al PP le interesa “cuadrar las cuentas a costa de no dar margen de maniobra ni posibilidad de planificar las inversiones, en vez de premiar la buena gestión y que las corporaciones cumplan con los vecinos. La reforma local dio la estocada a los gobiernos locales, mientras que las reglas aprobadas posteriormente no sirven para enmarcar la inversión sostenible en los años venideros”.

 

En este sentido, recuerda que, durante los últimos años, “el ajuste del déficit público ha recaído básicamente en las administraciones autonómicas y las entidades locales, que cerraron 2013 con superávit del 0,52 por ciento del PIB y que, en el primer semestre de este año arrojaban superávit de más de 1.000 millones de euros. En Ley de Estabilidad Presupuestaria de abril de 2012, prácticamente se dejaba sin posibilidad a las corporaciones locales de la posibilidad de invertir el superávit, el remanente de Tesorería”.