Pedro Muñoz: “La temporalidad y la precariedad laboral se ceban con nuestros jóvenes”

El diputado socialista asegura que la gestión laboral del PP no permite hablar de brotes verdes porque las cifras y los informes, como el que acaba de publicar el Consejo de la Juventud de España, dejan claro que la realidad es muy dura para la juventud

Pedro Muñoz ha afirmado que “la reforma laboral aprobada por el Partido Popular definitivamente en junio de 2012 y que venía aplicándose desde varios meses antes, no puede tener una lectura positiva, de ningún modo, ya que las cifras están ahí, a pesar de que el ejecutivo de Mariano Rajoy quiera maquillar la realidad y hacer balances que, cuanto menos, podemos calificar de triunfalistas y poco creíbles”.

 


“La persistencia de elevados niveles de desempleo, unido al continuado uso y abuso de la contratación temporal y a tiempo parcial, nos han conducido ya a un empleo precario que seguirá deteriorando las rentas de los ciudadanos e impedirá andar por el camino de la recuperación económica”.

 


Para el diputado socialista, “los jóvenes son los grandes damnificados de esta reforma laboral. La tasa de temporalidad de menores de 30 años en nuestra comunidad y por ende, también en Ávila, supera el 48%, lo que supone un índice superior a la media nacional. Asimismo, la contratación temporal de nuestros jóvenes se caracteriza por su eventualidad. Casi la mitad de los contratos temporales, el 49,7%, son de menos de un año de duración. En Ávila, la tasa de paro supera el 55%. Para estos jóvenes, preparados y cualificados, el tiempo apremia y requieren soluciones urgentes”.

 


“La ministra Báñez estuvo en Ávila a principios de verano, anunciando que el Gobierno español estaba trabajando intensamente con sus socios europeos en medidas que permitan afrontar esta situación -el elevado desempleo juvenil- de la forma más rápida y eficaz posible. Esto no es más que una nueva puesta en escena del PP que, cuya gestión del desempleo, queda claro, no está siendo la más adecuada a juzgar por estas cifras que nos impiden, desde luego, hablar de brotes verdes ni de luces al final del túnel”.

 


Según Pedro Muñoz, “el desempleo penaliza especialmente a los jóvenes, como lo está haciendo la reforma laboral del PP. Algo a lo que se suman otros factores como la congelación de la oferta pública de empleo, la insuficiente contratación por el sector privado de jóvenes en busca del primer empleo,  la insuficiencia de los sistemas de educación y formación para responder a la demanda de trabajo o la escasa mediación de los servicios públicos de empleo y baja eficiencia de las políticas activas de empleo”.