Pedro Muñoz: “La Junta pretende suprimir el actual sistema de farmacias de guardia nocturna en los centros de salud rurales"

El presidente del PSOE de Ávila advierte al Ejecutivo regional que este es un claro ejemplo de abandono de medio rural que, además, va contra lo pactado en el Proyecto de Ley de Ordenación de Territorio

Pedro José Muñoz González, ha denunciado la nueva regulación que pretende llevar a cabo la Junta de Castilla y León, con la modificación de la normativa actual. “Con la normativa en vigor, en las zonas de salud rurales de Castilla y León, hay obligación de que haya siempre de guardia una farmacia en el municipio donde esté el Centro de Salud, cuando en ese municipio haya dos o más farmacias. Esto posibilita que los ciudadanos de la zona sean atendidos en el servicio de urgencias del Centro de Salud,  y recojan los medicamentos en la farmacia de guardia del mismo pueblo”.

 

Según el presidente del PSOE de Ávila, “la propuesta de la Junta, cediendo a las presiones corporativistas de los farmacéuticos, conlleva que la gente tenga que ir a un municipio a Centro de Salud y a otro a obtener las medicinas de urgencias. Pero el asunto es aún más grave, puesto que las informaciones que se manejan sobre la nueva normativa hablan de que puede haber una única farmacia de guardia para más de una Zona de Salud”.

 

Muñoz ha afirmado que “la Junta de Castilla y León no puede cometer este atropello con los habitantes de los pueblos, que afecta a un servicio como las urgencias farmacéuticas, que incumplen lo dispuesto en el Proyecto de Ley de Ordenación de Territorio. La Junta debe defender a los ciudadanos y no plegarse a intereses corporativistas, cuando alguien decide dedicarse al ejercicio de la profesión farmacéutica en el medio rural sabe las limitaciones que conlleva la vertiente de servicio público, es absurdo obligar a que gente mayor, que no puede conducir, donde no hay trasporte público, tenga que un nuevo desplazamiento, al Centro de Salud y a otro municipio, a por los medicamentos”.

 

El PSOE de Ávila aboga por el mantenimiento, al menos, de la normativa actual, y que se aplique ésta sin triquiñuelas, como ha sucedido en Cebreros este año.

 

Y el mejor sistema es que en cada zona de salud haya dos farmacias de guardia, una en el pueblo donde esté el Centro de Salud y otra rotando entre los demás pueblos. Así se consigue que con un solo desplazamientos los ciudadanos reciban atención y puedan llevarse los medicamentos. Muñoz concluye afirmando que “todo lo demás es perder servicios en los pueblos”, apelando a la sensibilidad del Presidente de la Junta de Castilla y León para que no permita este atropello que, además, “no tiene coste para la Junta, si se consuma esto es hacer daño por hacer daño, y no lo vamos a tolerar”