Pedro Muñoz insiste en la urgencia de un plan de choque y en colocar el empleo en el centro del debate político

El Diputado socialista Pedro Muñoz ha manifestado en nota de prensa que la cifra de parados en la provincia de Ávila "sigue siendo escandalosa" y que la reducción de la lista del paro en algo más de 800 personas a lo largo de todo un año, “no es una realidad que sirva para echar las campanas al vuelo ni para sacar pecho”.

Muñoz señala que “las políticas de empleo de nuestra provincia son, a todas luces, insuficientes porque no son capaces de generar puestos de trabajo acorde con la demanda de la población, y muchos menos que esos puestos de trabajo sean de calidad y capaces de atraer a nuestros jóvenes para que no abandonen Ávila”.

 

El socialista indica que “entre los municipios de Castilla y León que no han conseguido reducir el desempleo de una forma significativa se encuentra Ávila capital, que no llega al 3% del recorte de los parados registrados en su oficina de empleo. Sólo se ha reducido el número de parados en poco más de un 2% y ahora, además, se teme por el futuro de los empleados de Nissan”.

 

Para Pedro Muñoz, “mes tras mes, las cifras del paro y de la EPA demuestran la necesidad urgente de un plan de empleo específico para nuestra provincia y la necesidad de que el gobierno, tanto central como autonómico, de centrar todos los esfuerzos en la regeneración laboral de Ávila, a la que el PP ha condenado con sus continuas y desacertadas decisiones”.

 

Frente a esto, el Diputado manifiesta que “la prioridad del socialismo es recuperar el gobierno regional y provincial para poner en práctica políticas de empleo dentro de un marco de igualdad entre mujeres y hombres y una política de empleo que detenga el exilio juvenil”.

 

Para Pedro Muñoz, “la medida pasa por dirigir los fondos públicos disponibles a financiar las acciones que generen empleo de forma directa, en lugar de financiar infraestructuras ociosas más propias de la vieja política que de las necesidades actuales. De esta forma estaríamos corrigiendo el enorme problema de la exclusión social en la que están muchos de los ciudadanos de una provincia con  más de 17.000 desempleados”.