Pedro Muñoz: "casi 10.300 personas en Ávila no reciben ningún tipo de prestación"

El diputado socialista además afirma que cerca de 3.000 son mayores de 45 años.

 

Pedro Muñoz ha puesto en valor el  plan de empleo del PSOE denominado "Garantía +45", con el que “se podría rescatar a más de 200.000 personas paradas mayores de 45 años sin protección por desempleo. Una realidad a la que no es ajena nuestra provincia”.


El diputado socialista se ha interesado por la situación de los parados abulenses, en multitud de ocasiones. Buena muestra de ello son las numerosas preguntas parlamentarias. En la última, con datos del mes de julio de 2014 del propio Gobierno, “en Ávila, había cerca de 10.300 personas en situación de desempleo sin recibir prestación alguna, de los que casi 3.000 eran mayores de 45 años, sin trabajo y registrados como demandantes de empleo por un período superior a 365 días. Es decir, en torno a un 30% de las personas que no reciben prestación por desempleo es mayor de 45 años”.


“No podemos dar de lado a este sector de la población. Seremos testigos de las consecuencias inasumibles para el futuro de la sociedad si no se presta atención a un colectivo alejado de la jubilación, empobrecido por la crisis y sobre el que todavía recae la responsabilidad de sus hogares, incluyendo el sustento y cuidado de los hijos. Así como, en no pocas ocasiones, el cuidado de sus mayores”.


“Las políticas de empleo no cumplen de manera adecuada sus funciones en lo referente a las personas en esta franja de edad. De ahí que el PSOE lance este programa. Se trataría de contratos de 6 meses y a tiempo parcial, y la mayoría de los trabajadores dedicarían el 80 % de su jornada a ejecutar las obras de interés general que pueden proponer las diferentes Administraciones y el 20 % restante a su recualificación profesional”, ha dicho Pedro Muñoz.
La inversión pública que requeriría el plan provendría de los 3.800 millones de euros que va a generar la Reforma Fiscal. Se trata de un programa de "tránsito" hacia la reintegración de esas personas en la vida privada.


“Este plan no sería necesario si estas personas contaran con un programa activo de empleo, una partida en la que el Gobierno ha recortado 10.000 millones de euros en los últimos tres años, reduciéndolas casi a la mitad. Entre los mayores, los de 55 a 59 años la situación es especialmente preocupante. Es la población en edad laboral con mayor riesgo de pobreza  (34,4%), un tipo de pobreza asociado además a hogares cuyos miembros (cónyuges o hijos) también sufren desempleo o subempleo. Lo que apunta a situaciones sociales de extrema gravedad”.