Pedro Muñoz aboga por el impulso de la agroalimentación y los productos de nuestra tierra

El candidato socialista al Congreso, en un acto celebrado en El Barco de Ávila, ha resaltado el trabajo del consistorio para poner en valor la judía típica de esta localidad.

El candidato al Congreso por el PSOE de Ávila Pedro Muñoz ha reiterado este domingo el compromiso de los ayuntamientos gobernados por el PSOE para impulsar los productos agroalimentarios de la provincia. "Para ello, los socialistas proponemos usar los servicios veterinarios de la Diputación provincial, en colaboración y con el apoyo tanto de la Junta de Castilla y León como del Ministerio de Agricultura para, al igual que se hizo con la raza avileña iberica, basarnos en ese modelo, y conseguir un centro de referencia del ciprino en Candelada”.

 

A juicio del candidato socialista, “los productos de nuestra tierra son de una calidad excelente y merecen del apoyo de las instituciones para que puedan conocerse y contar con un reconocimiento que, sin duda, supone generar empleo en el mundo rural, y por tanto, asentar población que es una de las principales preocupaciones del PSOE".

 

En esta línea, Pedro Muñoz ha reconocido el trabajo que ha hecho el ayuntamiento de El Barco de Ávila para poner en valor la judía de la localidad, y ha hecho referencia a otros productos como el queso de cabra del sur de la provincia o la denominación de origen del vino de Cebreros. "Hay que conseguir, y ese es nuestro objetivo, un proyecto integrador de todas las producciones sin olvidar las marcas ya asentadas como el tostón".

 

Para Muñoz "la apuesta de los socialistas por la agroalimentación y por el sector primario es decidida porque creemos que, como base de nuestra economía, puede seguir creciendo y ser el referente de empleabilidad en el mundo rural".

 

Por este motivo, hace un llamamiento a los ciudadanos para que "vuelvan a confiar en el PSOE, el único partido que tiene un proyecto comprometido con el campo, con el medio rural y con nuestros pequeños y medianos municipios. Un Gobierno socialista no sólo paliaría en la medida de lo posible las pérdidas de esta PAC, sino que reactivaría la ley de desarrollo rural, impulsaría medidas de apoyo para los trabajadores del campo, recuperaría la participación de Diputaciones y pequeños municipios en los fondos FEDER y apostaría por un sector como el de la agroalimentación que supone, sin duda, una importante generación de riqueza y empleo".