Pau Gasol, duda ante EEUU: "No puedo decir con seguridad que vaya a jugar"

El seleccionador español, Sergio Scariolo, ha mostrado su preocupación ante el estado físico del pívot de los Spurs. "Esperamos que pueda evolucionar bien para poder ayudar al menos en parte a sus compañeros en el partido".

El seleccionador español de baloncesto, Sergio Scariolo, ha encendido la luz de alarma con Pau Gasol asegurando que "no está bien" debido a una contractura muscular y no se ha atrevido a "decir con seguridad que vaya a jugar" este viernes contra Estados Unidos, añadiendo que la decisión será del propio jugador.

 

"Pau no está bien, no puedo decir con seguridad que vaya a jugar. Sigue con los tratamientos. No era justo lo que necesitábamos en este momento, pero es lo que hay y esperamos que pueda evolucionar bien para poder ayudar al menos en parte a sus compañeros en el partido. No puedo decir nada más en este momento", avanzó Scariolo ante la prensa.

 

El seleccionador explicó que "normalmente en estos casos las decisiones las toman los profesionales" y que él se limitará a ser "un receptor de datos" respecto al estado físico del pívot de San Antonio Spurs.

 

"Ayer, en un día no brillante, Pau fue extremadamente importante atrás con su intimidación, ayudas, soporte a los compañeros... Todos conocemos la importancia decisiva de Pau en nuestro equipo, pero la salud de Pau es prioritaria y también lo es tener claro que tenemos dos partidos de los que tenemos que ganar. Veremos la evolución, yo en eso no me meteré", zanjó sobre el estado de Gasol.

 

En cuanto a la semifinal olímpica, avisó de que "a nivel de talento individual" considera a la actual plantilla estadounidense como la segunda mejor de la historia "solo por detrás del 'Dream Team' original" que ganó el oro en Barcelona'92 con Michael Jordan, Magic Johnson o Larry Bird.

 

"Otra cosa es equipo contra equipo. Cuanto menos jueguen ellos en campo abierto y más nosotros, más se podrán acercar las diferencias evidentes físicas y técnicas que existen entre los dos equipos. Estamos hablando de una diferencia tan grande de inicio que para reducirla hace falta algo especial para alcanzar el máximo de tus posibilidades, y aún así puede que no sea suficiente", avisó.

 

En este sentido, subrayó que no cree que "se haya recortado la distancia" entre ambos equipos, pese a los problemas de Estados Unidos en la primera fase, y que sigue creyendo "lo mismo", de forma que "hay que hacerlo extremadamente bien y que ellos pongan algo de su parte" para dar la sorpresa.

 

"Al margen de eso lo que nos interesa tener claro es que estamos en la disposición de ganar un partido de los próximos dos para conseguir una medalla. Con tranquilidad y ambición, intentar salir mañana al campo sin lamentaciones, sin sensación de haber dejado algo en el camino. Ese es el objetivo de mañana, que termine el partido y salgamos con la conciencia de que todo lo que estaba en nuestra mano lo hicimos. Y con el resultado que haya, pensar en el siguiente partido, que también es importante también de cara al tema de Pau, que tengo que valorarlo muy bien", reiteró.

 

Para Scariolo, Estados Unidos demostró en el partido de cuartos ante Argentina "su cambio brutal entre los partidos de liguilla", que afrontan sabiendo que "van a llegar primeros si no pasa un cataclismo", y en un partido de eliminación directa donde "se emplearon bastante más a fondo sus recursos hasta romper el partido".

 

"Ha sido una diferencia enorme y vidente, no tiene nada que ver la liguilla con las eliminatorias. Hacer un ataque de uno contra uno nos mataría, sería el suicidio. Tenemos que intertar llevarlo al cinco contra cinco que podría darnos un poco más de aire y de vida", concluyó su análisis.