Pastor anuncia que empresas españolas pujará por el 'macroproyecto' del AVE de Brasil

Ana Pastor

España competirá por el contrato de construcción y explotación del AVE de Brasil, la que será primera línea de ferrocarril de Alta Velocidad del continente americano, con un único gran consorcio integrado por empresas públicas y privadas, según anunció la ministra de Fomento, Ana Pastor.

La ministra prevé desvelar "esta semana" las firmas que finalmente integrarán el consorcio español, en el que, según avanzó, están presentes las tres empresas públicas dependientes de Fomento: Renfe, Adif e Ineco.


"Tenemos las cualidades para optar a este gran proyecto por el que pujarán todos los grandes grupos internacionales", indicó Pastor durante su intervención en unas jornadas de infraestructuras organizadas por Deloitte, junto con 'ABC', Alstom y OHL. "El consorcio será un claro exponente de lo que España supone en Alta Velocidad", añadió.

Con la conformación de un único consorcio español, el Gobierno busca reeditar el éxito logrado en el AVE La Meca-Medina, el mayor contrato conseguido por España en el exterior, también con un gran grupo de empresas públicas y privadas españolas.

El 'megaproyecto' de Brasil , valorado en unos 13.000 millones de euros, consiste en la construcción de la denominada 'superestructura' (la instalación de los sistemas de electrificación, señalización, seguridad y telecomunicaciones, entre otros) de la línea AVE de unos 500 kilómetros de longitud que unirá Río de Janeiro y Sao Paulo, además de su mantenimiento y de la explotación del servicio ferroviario durante un plazo de cuarenta años.

La ministra realizó la pasada semana un viaje oficial a Brasil para respaldar el interés de España por este proyecto. El país latinoamericano fijado el 13 de agosto como fecha para que los grupos interesados en el que constituye el primer AVE americano presenten sus respectivas ofertas, con el fin de elegir un adjudicatario el 19 de septiembre.