Para UCCL la obligatoriedad de los contratos por escrito puede ser un avance pero laS negociaciones no suelen ser igualitarias 

Para esta Organización, resulta imprescindible que el establecimiento del precio de la leche en origen se efectuÊ en función de los costes reales de producción låctea 

Ante una situación de profunda crisis del sector de vacuno de leche debido a la falta de rentabilidad de las explotaciones ganaderas motivada por el importante aumento de la materias primas necesarias para la alimentación animal y la bajada del precio de la leche en origen y si nos atenemos a las práctica que, de forma unilateral, vienen haciendo que tanto la industria láctea como la distribución, para la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) la aplicación del Real Decreto que desarrolla y completa las medidas del denominado “paquete lácteo” y más concretamente la obligatoriedad de los contratos por escrito en la totalidad de las transacciones que realice el sector lácteo puede ser un avance pero no la “panacea”, al tener serias dudas para que se produzca en la negociación una situación de igualdad entre la producción y la transformación.

Teniendo en cuenta la situación de crisis del sector låcteo para esta Organización, resulta imprescindible que el establecimiento del precio de la leche en origen se efectuÊ en función de los costes  reales de producción låctea y no de forma unilateral por parte de la industria. En estos momento los ganaderos estån percibiendo en origen por cada litro de producto que venden alrededor de 0,30 euros mientras que su producción se sitúa por encima de los 0,4.

La UniĂłn de Campesinos de Castilla y LeĂłn (UCCL) considera que tomando como referencia la posiciĂłn de dominio que viene practicando la industria lĂĄctea se hace necesario que se establezca un periodo de transiciĂłn para la aplicaciĂłn del Real Decreto LĂĄcteo asi como desvincular, temporalmente, la existencia de un contrato a la percepciĂłn de las ayudas de la PolĂ­tica Agraria Comunitaria (PAC), al menos, las correspondientes de 2013.

Una vez que se publiquen oficialmente esta normativa, desde esta OrganizaciĂłn, se demandarĂĄ a la ConsejerĂ­a de Agricultura y GanaderĂ­a una reuniĂłn con los representantes del sector agrario, al objeto de analizar el contenido del Real Decreto y los efectos inmediatos de la publicaciĂłn.