Para que no se pierda un oficio milenario

Desde el día 1 y hasta el 5 de mayo la Plaza de Adolfo Suárez acogerá la XXIII edición de la Feria del Barro de Ávila, organizada por Avialfar con la colaboración del Ayuntamiento de Ávila. En la misma participan 14 artesanos (6 alfareros y 8 ceramistas) de toda Castilla y León, menos de Soria, y un venido desde La Rioja

José Luis López, presidente de Avialfar, señala que han elegido estas fechas porque quería probar el funcionamiento de la feria durante un puente “además hemos cambiado la ubicación para llamar la atención de los viandantes”.

 

Afirmó que tienen buenas perspectivas “pero pedimos al mismo tiempo la implicación de las administraciones para que no se deje perder un oficio milenario que se práctica en España desde el siglo II cuando los Persas comenzaron a utilizarla”.

 

El horario de la feria será desde las 10 a las 22 horas. Y cómo novedad realizarán talleres para niños entre las 12 y las 13 horas, “en los que los niños podrán realizar diferentes trabajos en barro para aprender la técnica y cómo manejar la materia prima”.

 

En la muestra se pueden ver trabajos realizados en gres, ragut o decoración sobre cubierta, todas ellas con el barro como materia prima esencial.

 

Muchos de los artesanos presentes llevan dedicándose al oficio, generación tras generación “algunos no saben desde hace cuanto tiempo porque ni sus abuelos saben de dónde les viene la tradición familiar”.

 

Eso sí se han ido adaptando a los tiempos, cambiando los diseños y el tipo de productos elaborados para que sigan comprándose por el público.