Para la Junta de CyL el acuerdo de paradores Paradores es "una satisfacción incompleta"

La Junta de Castilla y León se ha sumado a las valoraciones por el acuerdo alcanzado entre sindicatos y Paradores para evitar los cierres definitivos en los establecimientos hoteleros, aunque con una "satisfacción incompleta" por el mantenimiento de los ceses de actividad temporales en Cervera de Pisuerga (Palencia), Puebla de Sanabria (Zamora) y Villafranca del Bierzo (León)

Así lo ha explicado este jueves la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, quien ha subrayado que, "aunque en términos generales es justo reconocer que se ha reducido significativamente el impacto anunciado sobre puesto de trabajo", continuará el "esfuerzo" de la Junta para minimizar los efectos derivados del ERE de Paradores.

 

"No estamos conformes con ninguna forma de cierre", ha asegurado García al abordar la situación de Cervera, Puebla de Sanabria y Villafranca, con ceses de actividad de tres a cuatro meses durante las temporadas de menor ocupación.

 

En este sentido, la consejera ha destacado que la Junta ha mantenido reuniones "constantes, casi diarias", tanto con sindicatos y alcaldes de los municipios afectados como con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego.

 

"Así se explica que a las 23.00 horas de este jueves el parador de Cervera tuviese planteado un cierre de cuatro meses, y en estos momentos se baraje la posibilidad de que se reduzca a tres", ha detallado Alicia García.

 

De esta forma, la portavoz de Cultura y Turismo en el ámbito regional se ha comprometido a realizar un "esfuerzo" por mantener el clima de negociación al objeto de que "se consiga aún más flexibilidad en las posturas de Paradores".

 

Con esta "meta", la de procurar que el ERE afecte lo menos posible a los establecimientos de Castilla y León, García contactó en la noche de este miércoles con la presidenta de Paradores de Turismo, Ángeles Alarcó, para concretar algunas de las medidas que formarán parte de una nueva campaña de promoción impulsada por la Junta.

 

La campaña en cuestión incluirá iniciativas de turismo activo, gastronómico, rural y de otras categorías, con la intención de estimular la demanda turística durante los meses en las que los paradores permanecerán abiertos en las distintas zonas en las que están ubicados. "Con ello pretendemos evitar la pérdida y fuga de clientes que acostumbran alojarse en la Comunidad", ha concretado la consejera.

 

Resisten Benavente, Gredos y Tordesillas

 

Desde la Junta se ha valorado también que la dirección de Paradores haya aceptado una mejora de las indemnizaciones, que serán de 25 días por año trabajado con un máximo de 20 mensualidades. Asimismo, se ha alcanzado un acuerdo sobre la flexibilidad de jornada, uno de los puntos que más discrepancias ha generado en los últimos días.

 

El plan de viabilidad propuesto en un principio por la compañía para toda España incluía el cierre definitivo de siete establecimientos de la red, cierres temporales durante cinco meses para otros 27 y el despido de 644 trabajadores, el 14 por ciento de la plantilla. Finalmente, respecto al territorio castellanoleonés, Benavente (Zamora), Gredos (Ávila) y Tordesillas (Valladolid) se mantendrán con sus puertas abiertas todo el año.