Para la CONFAE las cifras del paro de diciembre en Ávila suponen "un ligero alivio"

Los resultados de las cifras del paro de diciembre en Ávila suponen un ligero alivio que, seguramente, estará vinculado a la estacionalidad. De este modo, nuestra provincia se queda en diciembre con 15.882 personas desempleadas, frente a las 17.284 registradas en diciembre de 2.014, y ello supone, y es relevante, que en los últimos doce meses el paro en la provincia de Ávila ha bajado, -8,11 %.

Así pues, Ávila cierra el ejercicio 2.015 con 1.402 parados menos, siendo ésta una noticia que, "aún siendo buena, debe consolidarse a lo largo de los próximos años, incrementando el empleo estable que se precisa para que los abulenses puedan quedarse a trabajar en esta provincia", han manifestado en nota de prensa.

 

Si bien es cierto que en términos evolutivos nuestra provincia se mueve en porcentajes muy próximos a los del resto de España, también lo es que en términos absolutos, el número de desempleados abulenses respecto de nuestra población activa está muy por encima de los datos regionales y nacionales, y éste ha sido uno de los argumentos que ha querido poner reiteradamente de manifiesto esta Confederación para reclamar del Estado, de la Junta de Castilla y León y de todas las administraciones en general, una mayor implicación con el futuro de Ávila, pues nuestra provincia carece de un tejido industrial fuerte, padeciendo además que algunas administraciones direccionen políticas inversoras, de forma sistemática y permanente, hacia otras provincias, arrastrándonos un ejercicio tras otro a los últimos puestos regionales o nacionales en la elaboración y consignación de sus respectivos presupuestos.

 

Precisamos por tanto de un mayor compromiso público que contemple verdaderas medidas para impulsar el empleo permanente. Pero necesitamos también que nuestro país disponga de gobiernos estables, que eliminen incertidumbres políticas y que permitan que España sea un país fiable, competitivo y con credibilidad en el marco internacional.