Paolo Vasile: "El Gobierno está manteniendo en vilo a todo el sector industrial de la televisión"

Junta General de Accionistas 2013

La decisión del Gobierno de ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo que anuló el reparto de canales de la TDT ha estado muy presente en la Junta de Accionistas de Mediaset España. El consejero delegado del grupo, Paolo Vasile, ha señalado que el Ejecutivo "está manteniendo en vilo a todo el sector", mientras que el presidente de la compañía, Alejandro Echevarría, ha confiado en que "la situación pueda solucionarse cuanto antes".

"No entendemos por ahora con qué objetivo, pero el Gobierno está manteniendo en vilo a todo el sector industrial de la televisión", ha lamentado durante su intervención Vasile, quien ha subrayado que Mediaset España (que emite Telecinco y Cuatro, entre otras cadenas) siguió el año pasado "invirtiendo y desarrollando la compañía, pese a navegar en un cuadro normativo altamente indefinido".


El Gobierno anunció el pasado 22 marzo la ejecución de la sentencia del Supremo que declaró nulo el acuerdo del julio de 2010 del anterior Ejecutivo por el que se entregó un múltiple completo --con capacidad para emitir cuatro canales convencionales-- a Antena 3, Telecinco, Sogecable, Veo7, Net Televisión y La Sexta por no ser conforme a derecho.

Según ha confirmado el presidente de Mediaset España, la decisión, que a su juicio fue tomada "de forma sorpresiva", supone "una novedad que, ciertamente, puede suponer un profundo cambio en el panorama televisivo". En este sentido, ha indicado que dos canales de los ocho que dispone Mediaset España se ven afectados por el fallo del alto tribunal. "Otros operadores de televisión se verán sustancialmente más perjudicados que nosotros, lo cual no es, desde luego, ningún alivio", ha añadido.

Por ello, ha insistido en que "este asunto debe ser solucionado" porque "así lo exige la más básica formulación del principio de seguridad jurídica, que impide que situaciones de indefinición" como la creada a raíz de la decisión del Ejecutivo. Asimismo, Echevarría ha pedido al Gobierno "un mínimo de responsabilidad frente a los operadores de televisión, que acatando lo establecido en las reglas de planteamiento, han venido acometiendo importantes inversiones para poner en marcha nuevos canales de televisión cuya existencia, ahora, no puede ser cuestionada".

El Gobierno socialista prometió a los operadores de televisión dentro de su Plan de la Televisión Terrestre Digital, aprobado en 2005, que cuando se culminará el 'apagón' de la televisión analógica recibirían cada uno un múltiple digital suficiente como para emitir cuatro canales o alquilar esas frecuencias a otros operadores, como han hecho Veo TV o Net Televisión. Entre medias, en 2010, se aprobó la Ley General Audiovisual, que preveía que para conseguir una licencia y poder emitir un canal de televisión los operadores deberían presentarse a un concurso abierto por la administración.

Alegando a esta última norma, el Supremo sentenció a finales del año pasado que el Gobierno debería haber abierto concursos para entregar los canales disponibles de la TDT en lugar de haberlos entregado a los operadores que ya tenían licencia, tal y como había prometido en 2005 dentro del Plan para implantar la TDT. El presidente de Mediaset ha indicado que "los motivos en los que el Tribunal Supremo ha basado esta decisión no son de orden material, sino de carácter estrictamente formal".

"Sabemos que el Gobierno es consciente de cuanto acabo de decirles y confiamos en que dicha situación pueda solucionarse cuanto antes", ha insistido Echevarría ante la Junta General de Accionistas en las que se han aprobado las cuentas de 2012, así como la política retributiva del Consejo de Administración de la compañía.

TVE, INGRESOS "SUFICIENTES"

El presidente de Mediaset España también se ha referido al nuevo modelo de TVE y aunque ha indicado que la retirada de la publicidad de la pública "fue acertada", ha añadido que es "insuficiente". Así, ha indicado que "lo que no debe" ser es que los ingresos que recibe la pública, a través de los Presupuestos Generales del Estado, de las aportaciones de las 'telecos', y las propias cadenas privadas de televisión, se usen para "sufragar los costes de una estructura sobredimensionada", en lugar de "financiar la parrilla".

Para Echevarría, "los ingresos que recibe TVE son suficientes como para generar y mantener parrillas de programación competitivas" e incluso "líderes", aunque se ha mostrado en contra de que "esas parrillas estén conformadas por costosos eventos de naturaleza marcadamente comercial que ya ofrecen otros operadores privados".

Mediaset España obtuvo un beneficio neto de 50,14 millones de euros en 2012, cifra un 54,6% inferior a la de 2011, ejercicio en el que sus ganancias ascendieron a 110,5 millones de euros, ha informado este jueves el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).