Pacto en Cortes para pedir al Gobierno que revise el 'tarifazo eléctrico' por su efecto en los regantes

La procuradora socialista por Zamora, Ana Sánchez, en el centro de la imagen.

El PSOE arranca al PP un compromiso para revisar  el 'tarifazo eléctrico'
que amenaza con arruinar a los regantes zamoranos. Las comunidades de regantes están soportando subidas de hasta el 100% en sus facturas energéticas.

El Grupo Socialista ha logrado este miércoles en las Cortes Autonómicas arrancar al PP un compromiso para revisar el 'tarifazo eléctrico' que amenaza con arruinar a los regantes y en particular a los de Zamora. El Pleno de las Cortes autonómicas debatía una iniciativa (proposición no de ley) presentada por la responsable del área de Agricultura del Grupo Socialista, Ana Sánchez, que fue aceptada con los votos en contra del PP. La propuesta socialista insta  a la Junta a que reclame ante el Ministerio de Industria de José Manuel Soria una revisión de las tarifas de la energía eléctrica para el riego, con el fin de que se pueda contratar la potencia para la campaña y darla de baja cuando se terminen estas labores. Asimismo, también se exige una rebaja del IVA que soporta el consumo de esta fuente de energía.



La procuradora Ana Sánchez argumentó que las comunidades de regantes se encuentran al borde de la asfixia porque ya no pueden soportar más subidas en los costes de producción. "Al tener un consumo estacional y sólo poder realizar un contrato al año, cuando el consumo elevado suele ser de sólo cuatro meses". A lo que añadió que las continuas subidas del término de potencia, como consecuencia de nefasta política energética del Gobierno del PP, están ahogando literalmente a las comunidades  de regantes modernizadas.

 

Ana Sánchez ha destacado que la no eliminación del "tarifazo eléctrico del PP" pondría poner en peligro cultivos tan emblemáticos como el de la remolacha, del que viven directamente más de 900 familias zamoranas  y califica a los ministros Cañete y Soria como los "hermanos Dalton" del sector agrario por sus deudas y atracos a los agricultores fruto del impago de los Fondos de Desarrollo rural y el Tarifazo eléctrico.



La propuesta del Grupo Socialista en las Cortes también argumenta que en los últimos seis años algunas comunidades de regantes han sufrido incrementos del 1000% en el recibo eléctrico. Asimismo, la proporción en la factura entre la potencia y la energía ha pasado de un 7,5% y un 92,5%, respectivamente, en el año 208, a un 45% y un 55%, en el momento actual.



La tarifa eléctrica es uno de los costes que más inciden en la cuenta de resultados de las explotaciones agrarias, fundamentalmente en el riego por aspersión, tanto en la captación por sondeo como en la utilización de aguas superficiales. También es un coste importante en las explotaciones ganaderas, principalmente en aquellas dedicadas a la producción láctea.



Ana Sánchez añadió que "los costes del regadío son un elemento diferencial de nuestra agricultura respecto al resto de competidores europeos, donde el clima más húmedo les permite prescindir de ellos. Por ello cualquier incremento a este respecto, coloca a los productos de Castilla y León en una clara desventaja competitiva". Sánchez también recordó que la mayoría de los regantes de la comunidad han efectuado fuertes inversiones que están amortizando, "como también están amortizando mediante el pago anual de tarifas y cánones todas las obras públicas de regadíos que ejecutan las administraciones".



La portavoz socialista anunció la presentación del acuerdo en forma de moción en el Senado para tener ocasión de saber a qué juega el partido Popular, que dice una cosa en Castilla y León y la contraria en Madrid, de esta manera tendremos ocasión de saber que votan los senadores de Castilla y León y comprobar el verdadero compromiso del Partido Popular.