Operación contra la mafia rusa en el Ayuntamiento de Lloret de Mar

Andrei Petrov, el cabecilla del grupo detenido este viernes en Lloret de Mar, junto con otras tres personas, está acusado de un presunto delito de blaqueo de capitales. Aproximadamente 50 millones en dos años, informaron en fuente jurídicas

La operación contra este grupo, al que se vincula con la mafia rusa, está dirigida por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. Los agentes de la Guardia Civil le han incautado a Petrov un kalashnikov en su domicilio.

 

   El grupo invertía en todo tipo de negocios: restaurantes, locales comerciales, gasolineras, inmobiliarias. Los investigadores calculan que han podido blanquear 50 millones de euros en más de dos años. Actuaban en toda Cataluña aunque la sede del grupo estaba en Lloret de Mar. Está previsto que declaren el lunes ante el juez.