Ono se compromete a no efectuar despidos colectivos hasta 2015 y vincula el incremento salarial al Ebitda

Ono ha firmado este viernes con los sindicatos un nuevo convenio colectivo con vigencia para los próximos tres años, y una posible prórroga de dos años adicionales, en donde se compromete a no llevar a cabo ningún despido colectivo durante la vigencia del mismo, además de vincular el incremento salarial a la evolución de los resultados.



MADRID, 22 (EUROPA PRESS)



Este II convenio colectivo, que afecta a un 90% de la plantilla compuesta por unos 2.800 trabajadores, recoge la vinculación del incremento salarial a la evolución del beneficio bruto de explotación (Ebitda), sustituyendo al anterior modelo vinculado únicamente al Índice de Precios al Consumo (IPC). El operador cerró el año 2012 con 4,7 millones de servicios contratados y un Ebitda de 752 millones de euros, frente a los 748 millones de euros de 2011.

Además, está previsto que toda la plantilla se integre en el programa de retribución flexible 'OnoFlex', que cuenta con "interesantes beneficios" para los trabajadores, ha añadido Ono.

La operadora de telecomunicaciones ha señalado en una nota que sus esfuerzos se han concentrado en mantener los "principales beneficios" sociales para los trabajadores en materia de conciliación de la vida personal y profesional y en garantizar el empleo para su plantilla.

El director de Personas, Equipos y Recursos de ONO, Antonio De la Fuente, ha resaltado que tanto las tres fuerzas sindicales --UGT, CC.OO. y STC, como la dirección ha trabajado con "gran responsabilidad", realizando concesiones por ambas partes, con el fin de alcanzar un consenso que actuará en beneficio de la compañía y que supone un "gran paso adelante".

ESCENARIO DE DURA COMPETENCIA

Ono ha recordado que este convenio se ha firmado en un escenario de "dura competencia" dentro del sector de las telecomunicaciones, inmerso en una "constante" deflación de precios; una bajada generalizada en ingresos, con una caída del 8,5% en ingresos minoristas en 2012; con "constantes" aumentos de cargas impositivas y con una "elevada" presión sobre los márgenes.

"Este pacto supone un avance en la marcada tendencia que se está produciendo en los últimos tiempos en materia de negociación colectiva en nuestro país, orientada hacia la productividad y a la consecución de objetivos", ha añadido De la Fuente.